Agua de limón en ayuna te ayudará a aliviar malestares

Al tomar un vaso de agua tibia con limón al levantarnos favorecemos la eliminación de toxinas acumuladas durante la noche a la vez que alcalinizamos nuestro organismo.

agua-de-limon2
Foto: Referencial

Son muchas las personas que llevan años siguiendo un ritual matutino muy saludable, como lo es beber un vaso de agua con limón en ayunas. Algo tan sencillo y económico conlleva increíbles beneficios para nuestro organismo.

Resulta curioso cómo esta costumbre diaria se viene practicando desde hace mucho tiempo y se alza, además, como uno de los remedios naturales más conocidos que existen. Así pues, si ha resultado también  ¿por qué no probarlo?

Aquí alguna de las cosas que experimentan las personas que toman agua con limón en ayunas:

Cuida de tu piel: El limón es rico en antioxidantes. Además, gracias a su contenido en vitamina C favorecemos la formación de colágeno. Nuestra piel lucirá más elástica gracias a su hidratación y a esa tonicidad que le aportan sus biomoléculas esenciales.

Fortalece tu sistema inmunológico: Si deseas combatir resfriados y curar infecciones de una forma más rápida, no olvides consumir cada día agua con limón.

Combaten el estreñimiento: bebe agua tibia, casi caliente, combinada con el jugo de medio limón. Los cítricos y el agua caliente nos permiten combatir las retenciones y ablandar las heces.

Reducen infecciones urinarias: el limón nos ayuda a equilibrar el ph de la sangre para conseguir un ambiente más alcalino en el tracto urinario y, por tanto, combatimos esas bacterias tan dañinas que nos enferman.

Con información de Panorama