Alex Cabrera no podrá ser vetado de ningún equipo de la LVBP

Alex Cabrera, quien en febrero fuera suspendido en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP), por violar la política antidopaje, regresó a los tribunales para exigir un tercer amparo cautelar, esta vez ante la perspectiva de quedarse sin jugar en la temporada 2016-2017, tras quedar formalmente desvinculado de los Tiburones de La Guaira en el mes de septiembre.

Alex Cabrera
Foto: Referencial

La Corte Primera en lo Contencioso Administrativo publicó en la página web del TSJ las sentencias correspondientes a septiembre, entre las que sobresale una nueva decisión favorable al toletero derecho en su batalla legal contra la liga.

Los alegatos pueden leerse en el expediente AP42-G-2016-000070. La sentencia quedó registrada bajo el número 016-0602.

Alex Cabrera, que a mediados de año consiguió la suspensión del castigo que le fuera impuesto, pidió y obtuvo después la anulación del capítulo V del Código de Ética de la LVBP, lo que virtualmente allana el camino para abolir o postergar indefinidamente todas las sanciones que pudiera imponer el circuito a jugadores, umpires, personal técnico y equipos.

El despacho de El Recreo ha apelado en ambos casos. Se espera aún la decisión firme.

Los representantes de Alex Cabrera esta vez exigieron que se respete “el derecho al trabajo” del ex grandeliga, quien ha estado involucrado en investigaciones o procedimientos antidopaje al menos tres veces durante su carrera.

Expediente textualmente:

“Procedente la solicitud de amparo cautelar interpuesta en cuanto a prohibir a la Liga Venezolana de Béisbol Profesional y sus asociados, la imposición de cualquier clase de veto que impida el cabal ejercicio del derecho constitucional al trabajo de Alexander Cabrera. En tal sentido, se le prohíbe a la Liga Venezolana de Béisbol Profesional que de manera directa, encubierta, simulada, subrepticia o interpuesta aplique cualquier actuación o vía de hecho dirigida a evitar que sus asociados obtengan los servicios como jugador de béisbol del ciudadano Alexander Alberto Cabrera o cualquier otra acción que tenga como consecuencia el veto o la restricción total o parcial del ejercicio de su derecho constitucional al trabajo y al deporte. Así se decide”.

Fuentes consultadas sobre este tercer amparo favorable al Samurái no supieron explicar de qué modo podría aplicarse.

Por un lado, el jugador fue liquidado laboralmente y sus prestaciones sociales le fueron canceladas al finalizar la última temporada, como sucede con todos los peloteros cada año. De allí que la figura de la que fue objeto de los Tiburones no fue un despido, sino la notificación de que el equipo no tenía planeado ofrecerle otro contrato.

Por otra parte, la sentencia no asegura que exista un veto y de hecho no decide sobre eso, puesto que no se prueba en el expediente, sino que ampara a Cabrera en el caso de que los clubes de la LVBP puedan considerar la idea de vetar al monaguense.

Con información de El Nacional