Francisco Ameliach: “Revolución militar”

El pensamiento militar venezolano entra en profunda reflexión  luego de la rebelión popular de 1989 cuando el Presidente Carlos Andrés Pérez y el alto mando militar de la época dieron la orden de disparar contra el pueblo ocasionando la masacre conocida como el “caracazo”.

Constituyente militar
Foto: Referencial

Los debates sobre la descomposición militar, política, económica y social producto de los gobiernos adecos copeyanos del Pacto de Punto Fijo se daban en el  Ejército   desde 1982 en grupos clandestinos, los cuales fortalecieron su  carácter orgánico en 1983, año bicentenario del natalicio de Simón Bolívar.

Es así, como se forma el Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 (MBR-200) bajo el liderazgo indiscutible de Hugo Chávez quien conduce a un grupo de jóvenes militares a dar un mensaje de amor al pueblo: el estar dispuestos  a dar la vida por acompañar militantemente sus luchas históricas.

Con esa bandera salimos el 4 de febrero de 1992 en rebelión militar.

El mensaje tuvo el reconocimiento  del pueblo, que luego de la salida de Hugo Chávez de prisión en 1994, desata su poder constituyente originario  y lo elige Presidente de la República mediante sufragio universal, directo y secreto en 1998.

A partir de la aprobación de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en 1999,  el debate sobre los asuntos culturales, políticos, sociales, geográficos, ambientales y por supuesto el militar, dejaron de ser de carácter clandestino en el seno de la FANB  dándose de cara al pueblo según lo previsto en  el Art. 326 que establece que “la seguridad de la Nación se fundamenta en la  corresponsabilidad entre el Estado y la sociedad civil”.

En el texto constitucional queda claro que la soberanía “reside intransferiblemente en el Pueblo” (Art. 5) y que el objetivo fundamental de la FANB es “garantizar la independencia y la soberanía de la Nación”(Art.  328).

Es decir: defender al pueblo y cumplir y hacer cumplir su voluntad general.

El 13 de abril de 2002 se va a concretar la primera fase de la revolución del pensamiento militar venezolano en el siglo XXI, cuando ante el golpe de Estado contra el Presidente Hugo Chávez el Pueblo marchó a las puertas de los cuarteles y los militares no dispararon, sino que hicieron cumplir el mandato popular de restituir a Chávez en la Presidencia de la República.


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en nuestra cuenta de Twitter https://twitter.com/noticias_ahora_  y mantente siempre informado”