Asesinato de venezolana en Cúcuta tiene confundida a las autoridades

El sábado 25 de agosto fue hallado el cuerpo sin vida de la joven tachirense, Jennifer Ramírez Rivero, quien había migrado a la ciudad de Cúcuta, Colombia.

policía-Cúcuta-venezolana
Foto: Publimetro

Este homicidio está lleno de detalles escabrosos desde el principio, pero después de realizados los actos fúnebres las autoridades colombianas han obtenido declaraciones de familiares y amigos de la occisa, que lo vuelven más confuso.

Desde el inicio se presumió que se trataba de un caso de crimen pasional y las sospechas recaían sobre un sujeto de piel morena que la policía buscaba. Este individuo fue blanco de las sospechas ya que se le veía acompañar a la victima con frecuencia, pero desde el pasado lunes 20 de agosto -cuando fue asesinada la venezolana- no se le volvió a ver por el edificio.  No obstante, los propios familiares de Ramírez aseguraron no estar de acuerdo con esta versión.

La hipótesis del robo

La madre de Ramírez, quien tuvo que viajar desde Venezuela para darle el último adiós a su única hija, aseguró que “En estos momentos, todo el mundo es sospechoso”.  indicó que Jennifer llevaba dos años viviendo en Colombia, aunque solo 4 meses en el apartamento donde fue hallada sin vida.

Un medio hermano de Jennifer por parte de padre, aseguró que el asesinato debió ser por un robo, ya que Ramírez guardaba una buena cantidad de dinero en el apartamento.

Según señaló La Opinión, de acuerdo con los testimonios de los familiares y amigos, la venezolana era diseñadora de modas en Venezuela, donde tenía dos marcas propias de ropa y accesorios: Mac River y Jen River, con las que llegó a tener establecimientos en el estado Táchira. Sin embargo, debió cerrarlos, debido a la crisis económica de su país.

La hipótesis del robo coincide con el hecho de que, en la vivienda no se encontró dinero, joyas ni bienes de valor y las cosas estaban rebuscadas. Además, se supo que no están los documentos de identidad de la víctima y, al parecer, faltaban unas prendas de vestir y bolsos.

Amenaza de muerte

Otro detalle ha salido a luz ante el asesinato de Jennifer Ramírez Rivero y ha sido develado por su mejor amiga, quien viajó desde Italia para asistir al funeral. Ella mostró una citación a una mujer que Ramírez había denunciado, ya que la amenazaba.

Una mujer le decía que la quería matar y la amenazó junto al niño. Por eso, instauró una denuncia”, señaló.

El padre del niño

Ramírez dejó huérfano a un niño de dos años, que sobrevivió 5 días, con su madre muerta dentro del apartamento.

La madre de la fallecida aseguró que la relación de su hija con el padre del infante fue, desde un principio, bastante tormentosa. “Ella nunca le impidió que lo viera. Él quería al niño y pensaba meter abogados”, agregó.

El progenitor del bebé se encontraba en el funeral y aclaró para La Opinión que no la veía desde un mes antes, cuando el niño estuvo de cumpleaños, aunque sí mantenían comunicación vía Whatsapp.

Salud del niño

El homicidio se cometió, según las autoridades, el lunes 20 de agosto y el cuerpo fue encontrado cinco días después. Los vecinos detectaron un olor putrefacto y dieron aviso a la policía.  Al ingresar, el pequeño de 2 años se encontraba junto al cadáver.

Al encontrarlo tenía algunos gusanos en la boca, por lo que una vecina lo tomó en brazos y lo bañó, para que posteriormente se lo llevaran al médico. El menor, tiene una infección, pero se encuentra estable y bajo resguardo del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

Con información de Noticia Al Día


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en nuestra cuenta de Twitter https://twitter.com/noticias_ahora_  y mantente siempre informado”