Bogotá trasladó a casi 300 venezolanos que acampaban cerca del terminal

Este martes, la Alcaldía de Bogotá trasladó a casi 300 venezolanos que habían acampado cerca del terminal de autobuses, y que fueron reubicados en un barrio del occidente de la capital entre protestas de los emigrantes y de los vecinos.

Bogotá
Foto: Referencial

Asimismo, los miembros de la Secretaría de Integración de Bogotá, de la Policía y gestores de convivencia de la capital arribaron al campamento para iniciar el traslado de los venezolanos en autobuses hacia la localidad de Engativá, en donde han ubicado un albergue con todos los servicios que no tenían en el lugar en que habían acampado.

Raúl Buitrago, secretario general de la Alcaldía, aseguró a medios locales que sostuvo “un diálogo muy cercano y muy amable con ellos (los venezolanos)” para informarles que cuentan con “toda la ayuda posible para integrarse, así sea con la comunidad bogotana o continuar con su viaje si están en tránsito”.

En este sentido, los primeras personas en ser reubicados fueron los ancianos y los niños que vivían en carpas desde hace cuatro meses, hechas con plásticos en su mayoría, en un parque cercano al terminal, y sin ningún tipo de servicios básicos.

Una emigrante de 80 años que llevaba tres semanas viviendo en el asentamiento junto a su familia. Manifestó a la periodista Estelita López “Me siento bien de haber salido de ahí, porque ahí estábamos en un azote”.

Igualmente, otro de los venezolanos mostró su esperanza mientras abordaba los autobuses de que “Dios quiera que todo salga bien y que la situación para nosotros mejore”.

Aunque muchos de ellos subieron a los carros y fueron reconocidos en la lista de beneficiados, otros entonaron el himno de su país, con la bandera en las manos, y por medio de cánticos, aseguraron que no iban a desalojar el campamento.

Uno de los criollos con la bandera de Venezuela en sus manos afirmó “queremos que se presente el gobernador, que se presente el alcalde y que hable con nosotros, porque no nos vamos”.

Por otro lado, a la llegada de los venezolanos a Engativá, donde fueron reubicados, habitantes del sector se han manifestado con pancartas y cánticos en los que critican la llegada de los emigrantes a la zona.

“La Alcaldía traslada el problema. El traslado no es la solución”, se podía leer en una de las pancartas de los manifestantes.

De acuerdo con los datos de la ONU, cerca de 2,3 millones de venezolanos han abandonado su país ante la crisis que allí se vive, de los que cerca de un millón se han asentado en Colombia.

Además, 35.000 cruzan cada día la frontera común, algunos en busca de un futuro mejor y otros para comprar bienes de primera necesidad.

Con información de Informe21


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en nuestra cuenta de Twitter https://twitter.com/noticias_ahora_  y mantente siempre informado”