¡Espectacular! Así podrás hacer cremoso brownie de remolacha

De primer momento pudiera parecer una locura, pero el brownie de remolacha hace que el resultado sea más sabroso, jugoso y potente. La remolacha aporta una jugosidad a la masa que no se puede conseguir con nada más, es una hortaliza que encaja perfectamente en elaboraciones dulces. 

brownie
Foto: Composición Noticias24 Carabobo

Ingredientes 

  • 300 gramos remolacha cocida
  • 200 gramos mantequilla
  • 250 gramos chocolate fondant sin leche
  • 3 huevos 
  • 200 gramos azúcar
  • 60 gramos de harina de trigo
  • 30 gramos de cacao en polvo
  • Media cucharadita de levadura
  • Sal pizca

Preparación

Comenzamos pre-calentando el horno a 180 grados y forrando un molde cuadrado con papel de cocina, engrasando previamente la base y laterales con un poco de mantequilla para que quede bien fijado. Una vez listo, trituramos la remolacha hasta obtener un puré, lo colocamos sobre un colador y presionamos con el dorso de una cuchara para que suelte su jugo. Reservamos.

Fundimos la mantequilla junto con el chocolate. Podemos hacerlo en el microondas a golpes de 30 segundos, removiendo entre golpe y golpe para que no se nos queme, o de la manera tradicional al baño de María. Para esto último necesitaremos colocar los dos ingredientes en un cuenco y encajar sobre una cacerola con agua caliente. El vapor hará que se fundan lentamente. Dejamos templar ligeramente.

brownie
Foto: Directo al Paladar

A continuación, con la ayuda de unas varillas eléctricas, batimos los huevos y el azúcar hasta blanquear y conseguir que dupliquen su volumen. Su consistencia habrá cambiado, tendremos una masa cremosa a la que añadiremos la mezcla de chocolate y mantequilla fundidos. Removemos hasta integrar.

Tamizamos la harina, el cacao en polvo y la levadura. Se lo agregamos a la mezcla anterior junto con un pellizco de sal. Mezclamos con una espátula, con movimientos envolventes suaves, hasta obtener una mezcla homogénea. Por último, añadimos el puré de remolacha y removemos. Vertemos la mezcla en el molde y lo horneamos, a media altura, durante 25 minutos.

Una vez cocido, retiramos el molde del horno y dejamos atemperar antes de consumir. Nuestra recomendación es dejarlo reposar 24 horas, en caliente y dentro de una bolsa de plástico. De esta manera el brownie suda por efecto del vapor y toma cuerpo, se vuelve más jugoso y su sabor se potencia.

Con información de Director al Paladar