Día Mundial Sin Alcohol: ¿Qué le pasa a nuestro cuerpo al consumirlo?

Hoy se celebra el Día Mundial Sin Alcohol. Este día fue instaurado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), un 15 de noviembre con el propósito de invitar a la reflexión sobre el alcohol y sus consecuencias para la salud.

Alcohol
Foto: Referencial

El consumo frecuente de alcohol, es considerado un factor de riesgo cardiovascular, junto a la mala alimentación, el sedentarismo, el tabaquismo, entre otros. Este aspecto nos debe hacer reflexionar acerca de nuestros hábitos y estilo de vida, ya que en nuestro país las cifras de enfermedades cardiovasculares y accidentes cerebrovasculares (ACV) es altísima y va en aumento.

Para conocer un poco más en detalle los riesgos del consumo excesivo de alcohol, les cuento los efectos que provoca el mismo, en nuestro organismo:

  • El cuerpo de deshidrata: el alcohol inhibe a una hormona llamada “antidiurética” (ADH), la cual es la encargada de que nuestros riñones capten de nuevo el agua que están empleando en la filtración, esto provoca que orinemos más y con mayor frecuencia y el cuerpo pierda más agua.
  • Efectos en el cerebro: el alcohol es un depresor del sistema nervioso, su consumo afecta gradualmente las funciones cerebrales, en primer lugar, a las emociones (cambios súbitos de humor), los procesos de pensamiento y el juicio. Si continúa la ingesta de alcohol se altera el control motor, produciendo mala pronunciación al hablar, reacciones más lentas y pérdida del equilibrio.
  • En la circulación: aumenta la actividad cardíaca, produce palpitaciones, aumenta la presión, debilita la musculatura del corazón y su capacidad de bombear sangre.
  • En el estómago: irrita la mucosa del estómago, pudiendo provocar una gastritis o ulcera, según la gravedad.
  • En el hígado: irrita e inflama las células hepáticas pudiendo provocar una hepatitis alcohólica, sobrecarga la función de desintoxicación que realiza el hígado y puede producir insuficiencias, hígado graso, y si evoluciona aún más, una cirrosis.
  • Debilita el sistema inmunológico, debido a que produce una disminución de glóbulos blancos.
  • Aumento de peso: cada gramo de alcohol aporta 7 calorías, consideradas vacías, es decir no aportan nutrientes al organismo, solo calorías.

Por ello, hay que tomar conciencia de la gravedad de las enfermedades crónicas no transmisibles y los factores que las predisponen, como es el caso del alcohol. Es importante tener un consumo racional de estas bebidas, tratando de evitarlas en el día a día y dejarlas para eventos, un fin de semana o cualquier otra situación especial.

Con información de Misiones Online


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en nuestra cuenta de Twitter https://twitter.com/noticias_ahora_  y mantente siempre informado”