Este es el dinero que gastarías para comprar los útiles

Los estudiantes volverán a las aulas en las próximas semanas (17 de septiembre primaria y 2 de octubre bachillerato). Entretanto, padres se apuran para adquirir los útiles escolares.

estudiantes-escuelas-precios
Foto: Referencial

Sin dejar de sacar cuentas, recorren papelerías y ferias en busca de ofertas para tratar de minimizar el impacto en el bolsillo. Aseguran que la posibilidad de que sus hijos inicien el período escolar 2018-2019 con los recursos indispensables, se ve limitada por los altos precios.

En un recorrido por el centro de Caracas, Globovisión constató que un cuaderno empastado pequeño se consigue desde BsS 60, es decir (6 millones de los de antes). Si se precisa uno más grande, el costo es de 110 Bolívares Soberanos, u once millones del antiguo cono monetario. Mientras que las libretas de varias materias oscilan ente los 200 y 400 BsS  (20 y 40 millones respectivamente).

Desde uno de los puestos que bordean el puente de Fuerzas Armadas, Ana Sánchez enumera los precios de los productos con rapidez: la caja de 12 crayones se cotiza en 120 Bolívares Soberanos  (Bs 12 millones), antes de la reconversión.

Centros educativos
Foto: Referencial

Allí mismo, cada lápiz puede comprarse por 15 BsS (Bolívares 1.500.000) y la caja de doce unidades cuesta 120 Bolívares Soberanos. Asimismo, adquirir una goma de borrar implica una inversión de 5 Bolívares Soberanos (500 mil Bs), si se le agregan todos los ceros, y un sacapuntas cuesta BsS 30 (3 millones de Bolívares).

La vendedora intercala cantidades previas a la reconversión con las del nuevo esquema. En ese sentido, estima que para hacerse con todos los útiles de la lista escolar, los padres y representantes: “Necesitarían unos 300 millones de Bolívares”, cifra que con cinco ceros menos equivale a 3.000 Bolívares Soberanos.

Transportar el material escolar también requiere una inversión considerable: adquirir un morral nuevo puede costar entre 400 (40 millones) y 750 (75 millones) respectivamente.

Maigualida Navarro, quien llega al puesto en busca de cuadernos para sus cinco hijos admitió  que dejó la adquisición de los útiles para última hora: “Apenas voy a empezar a comprar… con estos precios muchos muchachos no van a poder estudiar”, dice. Aún así, reconoce que en el puesto de Sánchez encontró buenas ofertas. 

Calculadora en mano y acompañada por una amiga, Navarro se esfuerza por entender las equivalencias del nuevo cono monetario. Finalmente se va sin llevarse nada, justamente por un malentendido con las cantidades.

uniformes-útiles-estudiantes-clases
Foto: El Nacional

Sobre los uniformes que sus hijos necesitarán, la compradora admite que “reciclará” las piezas de años anteriores: -No pude comprar los zapatos, agregó.

Otra feria ubicada en la sede del Ministerio de Educación Superior, una camisa o chemise escolar puede costar BsS 150 (15 millones) y un pantalón oscila entre los 200-250 BsS (20 y 25 millones). 

De segunda mano 

Conseguir los textos escolares es otra de las tareas que ocupan a los padres y representantes cuando se acerca el inicio de clases. Para reducir gastos, Janery Vallery, madre de 3 hijos de: octavo, tercero y sexto grado, opta por “comprarlos  usados bajo el puente de Fuerzas Armadas”. En el referido pasaje, un libro escolar nuevo no se consiguen por menos de BsS 300 (30 millones) en adelante.

Una vendedora que pidió mantener su identidad en reserva precisó que ofrece los textos usados por la mitad o menos de lo que costaría uno nuevo. También admite la modalidad de trueque con algunas condiciones: “Siempre que sean dos por uno y libros de bachillerato”, aclara. A juicio de la dependiente: “las ventas han bajado desde la entrada en vigencia de la reconversión monetaria”.

Alex Aranguren y su hijo interrumpen la conversación para preguntar por“el Tartufo de Moliere, uno de los texto, requerido para la materia de castellano y literatura. Al ser consultado  sobre las compras escolares, el representante destacó que en lo que se refiere al uniforme sólo tuvo que comprar la chemise azul, pues  el muchacho que comenzará primer año de bachillerato el próximo 2 de octubre, reutilizará el resto de las prendas del año pasado.

Solidaridad que educa

En vista de los gastos que implican sufragar el regreso a clases, varias organizaciones no gubernamentales realizan campañas para recolectar útiles escolares: desde 31 de agosto hasta el 4 de septiembre, la Fundación Venezuela Positiva, unió esfuerzos para contribuir a la educación de 4.200 niños de las escuelas municipales de Baruta.

Como Venezuela Positiva, otras organizaciones como el movimiento educacional Fe y alegría o la campaña: Un Cuaderno Una Buena Noticia ,realizan sus propias colectas. Esta última con un esfuerzo conjunto de periodistas y voluntarios a favor de los escolares de Petare.

Desde diferentes espacios y comunidades, estas organizaciones trabajan por una causa común. Garantizar la continuidad de los estudios de niños y jóvenes venezolanos y enaltecer el estudio como la forma más eficaz de progreso.

Con información de Globovisión 


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en nuestra cuenta de Twitter https://twitter.com/noticias_ahora_  y mantente siempre informado”