Rivera, Martínez, Halladay y Mussina ingresaron al Salón de la Fama

El cerrador panameño Mariano Rivera se convirtió en el primer pelotero en la historia de las Grandes Ligas en ingresar de forma unánime al Salón del la Fama del Béisbol, tras obtener los 425 votos de la Asociación de Escritores de Béisbol de de América (BBWAA).

Foto: Twitter

A la ceremonia de exaltación, que se efectuara el próximo 22 de julio en Cooperstown, Nueva York, lo acompañarán los lanzadores norteamericanos Roy Halladay y Mike Mussina, así como también el bateador designado puertorriqueño Edgar Martínez.

Tanto el fenecido Halladay como Martínez recibieron 363 votos para un 85.4%, mientras que Mussina obtuvo 326 papeletas para un 76.7%. Halladay y Rivera aparecieron en la boleta por primera vez, Mussina por sexta ocasión y Martínez por décima y última oportunidad.

Mariano Rivera, el mejor relevista de las Grandes Ligas

Rivera, líder de salvamentos (652) de todos los tiempos, se convirtió en uno de los pitchers más dominantes de la historia en playoffs, donde tuvo foja de 8-1, efectividad de 0.70 y 110 ponches en 141.2 IL, incluyendo 11 rescates y efectividad de 0.99 en 24 apariciones de Serie Mundial.

Mariano Rivera
Foto: Twitter

El 13 veces Todos Estrellas y miembro de cinco ediciones de los Yankees que ganaron el clásico de otoño, ganó los premios al Jugador Más Valioso de la Serie Mundial de 1999 y de la Serie de Campeonato de la Liga Americana del 2003.

Edgar Martínez, una máquina de bateo

Martínez jugó 18 años en las ligas mayores con los Marineros de Seattle, y bateó .312 con un OBP de .418, .515 de Slugging y acumulando 1,219 anotadas, 2,247 hits (514 dobles y 309 jonrones), 1,261 carreras impulsadas y 1,283 bases por bolas en 2,055 partidos, mayormente como bateador designado (exactamente el 77% de sus juegos).

Foto: Referencial

Un bateador profesional, Martínez participó en siete Juegos de Estrellas, ganó cinco Bates de Plata y es uno de 14 peloteros en la historia de MLB en poner .310/.410/.510 en bateo/OBP/Slugging en al menos 5,000 apariciones al plato. Desde el 2004, el reconocimiento al mejor Bateador Designado de la Liga Americana lleva su nombre.

Roy Halladay, un caballo desde el montículo

Halladay, quien falleció en un accidente aéreo a los 40 años en noviembre del 2017, tuvo marca de 203-105, efectividad de 3.38, 2,117 ponches en 2,749.1 innings, 67 partidos completos y 20 blanqueadas en 416 partidos durante una carrera de 16 temporadas con los Azulejos de Toronto Blue Jays y Phillies de Philadelphia.

Rivera
Foto: Referencial

El derecho ganó el premio Cy Young en la Liga Americana en el 2003 y en la Liga Nacional en 2010, quedó segundo en dos ocasiones, tercero una vez y entre los primeros cinco más votados en siete de los 10 años que transcurrieron entre 2002 y 2011. Logró siete lideratos de juegos completos, cinco de promedio de ponches por boletos, cuatro de blanqueadas y entradas y dos de triunfos.

En el 2010, lanzó un Juego Perfecto en mayo y luego un No-Hitter en octubre, apenas el segundo de todos los tiempos en postemporada.

Mike Mussina, ejemplo de consistencia

Mussina ganó 270 partidos y ponchó 2,813 bateadores en 3,562.2 entradas en 18 temporadas, siempre en la División Este de la Liga Americana.

Foto: Referencial

Ganó siete Guantes de Oro, acudió a cinco Juegos de Estrellas y en 11 ocasiones logró 15 o más triunfos. Su efectividad ajustada (que compara el desempeño de los lanzadores con todos colegas de ligas, ajustando la época y los parques) es 123+, la misma del dominicano Juan Marichal, un miembro del Salón de la Fama desde 1983.

Con información de ESPN


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en nuestra cuenta de Twitter https://twitter.com/noticias_ahora_  y mantente siempre informado”