ONU acusa a Nicaragua de represión “sistemática” de disidentes

Un nuevo informe del Alto Comisionado de la ONU para Derechos Humanos, acusa a las fuerzas armadas leales al presidente de Nicaragua Daniel Ortega de “represión sistemática” al tiempo que grupos armados arrestaron de manera arbitraria a manifestantes.

Nicaragua
Foto: Referencial

Ante este panorama de persecución, el Alto Comisionado Zeid Ra’ad Al Hussein, llamó al líder nicaragüense a liberar de inmediato a los estudiantes y opositores detenidos sin el debido proceso.

En el documento destaca que “La sistemática persecución y represión de la disidencia o de la oposición así percibida por parte de las autoridades gubernamentales y grupos progubernamentales, sumado a la continua intimidación por parte de grupos armados, ha resultado en un clima de temor generalizado, frustración y desesperación en la población”.

“La represión y las represalias contra los manifestantes continúan en Nicaragua mientras el mundo mira hacia otro lado”, dijo Zeid en Ginebra al hablar sobre el informe realizado por investigadores de su oficina en el terreno.

Abarca además el periodo comprendido entre el 18 de abril, cuando comenzaron las protestas contra el proyecto de reforma de la seguridad social y el 18 de agosto en el que se contabilizan al menos 300 muertos y 2 000 (dos mil) heridos.

Por otro lado, insta al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, a establecer una comisión internacional de investigación para evitar que la situación empeore, aunque “el efecto escalofriante de la represión” y un “clima de terror generalizado” ya silenciaron a muchos de los manifestantes y otros se han visto obligados a huir del país para salvar su vida.

Entre las violaciones y los abusos del derecho internacional de los derechos humanos, descrito en el informe, figuran el uso desproporcionado de la fuerza por parte de la policía, que a veces se tradujo en ejecuciones extrajudiciales, las desapariciones forzadas, las detenciones arbitrarias y generalizadas, las torturas y los malos tratos, y las violaciones del derecho a la libertad de opinión, expresión y reunión pacífica.

Relacionado a la tortura, se describe además que los detenidos fueron torturados con pistolas Taser, alambre de púas, golpes con puños y tubos e intento de estrangulamiento.

“Algunas mujeres han sido víctimas de violencia sexual, y han descrito sus amenazas como algo común. Los detenidos también mencionaron casos de violación, incluida lcon rifles y otros objetos”, remarca el informe.

El diálogo nacional, se encuentra actualmente paralizado y las perspectivas de reactivarse como una instancia constructiva y amplia “no son claras”, enfatiza también el documento.

Con información de Proceso


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en nuestra cuenta de Twitter https://twitter.com/noticias_ahora_  y mantente siempre informado”