Venezolano está entre los ganadores del Premio Nobel de Medicina 2018

El médico venezolano Luis Miguel Vence, quien se encuentra radicado desde hace 12 años, Houston, Texas, EEUU, fue uno de los jefes de grupo que se alzó con el Premio Nobel de Medicina 2018.

Premio Nobel de Medicina
Foto: Captura de pantalla

Según el reporte de Efecto Cocuyo, el doctor caraqueño de 45 años, comentó vía telefónica que él y su equipo recibieron “la noticia con mucha alegría” y añadió que “El premio es muy grande, un reconocimiento a nuestro trabajo. Eso significa que hay muchas personas beneficiándose de la inmunoterapia”, añadió.

La humildad de Vence, quien vivió toda su infancia y adolescencia en la avenida Rómulo Gallegos; y estudió en el colegio San Agustín de El Marqués; es grandiosa, al afirmar que su jefe, James Allison, es el verdadero ganador del premio.

Se conoció, que Vence es el coordinador de uno de los cuatro grupos que a su vez supervisa Allison, en su avance en la inmunoterapia.

El venezolano tiene un equipo de 20 personas que trabajan día y noche para ganarle la batalla al cáncer y más de una vez lo han logrado.

“Hay cuatro directores; yo me enfoco en el estudio de los tumores sólidos; hay un patólogo que estudia los exámenes patológicos; un especialista que estudia tumores líquidos y el último que trabaja en otros tipo de cáncer“, explicó Vence.

Ampliaron la mira en la inmunología

Este equipo de médicos se hizo con el premio Nobel de Medicina, al concentrar la cura de la enfermedad, no en el cáncer directamente, sino que ampliaron su mirada hacia el sistema inmunológico.

La respuesta la encontraron en las moléculas bautizadas como CTLA-4 y PD-1. Ambas actúan como “frenos” que impiden que los linfocitos T -una especie de soldados defensores- combatan a las células cancerosas, porque las reconocen como propias.

Pero, al eliminar esa barrera, los “soldados” tienen luz verde para atacar al enemigo. En este caso, los tumores.

Claro, que cuando el sistema ataca al mismo cuerpo se producen las enfermedades autoinmunes, como colitis, diabetes y artritis reumatoide. Pero para contrarrestar ese efecto se utilizan esteroides que contienen los efectos secundarios.

“Este es un proceso científico que empieza con estudios animales y después pasa al ser humano. Se hacen los ensayos clínicos. Pero ya esta terapia le ha salvado la vida a mucha gente”, asegura Vence, quien toda su vida ha tenido que batallar en contra de la enfermedad… personalmente.

“La razón por la que me dediqué a esto es por los problemas de salud de mi familia. Mi papá murió en 1990 y mi hermano en 1996 por problemas renales. Mi prima me donó un riñón y hace dos meses me trasplantaron. Sí, ya estoy bien”. Apenas se reincorporó a la oficina hace tres semanas. Y entonces, ocurre esto.

Vida de Vence para ganarse  el Premio Nobel de Medicina 

Su vida ha estado marcada por los estudios. “Yo viví en Caracas hasta los 17 años. Obtuve buenas calificaciones y después que me gradué, fui a Israel por un mes”, al representar a Venezuela en las olimpíadas matemáticas del Centro Nacional para el Mejoramiento de la Enseñanza de las Ciencias, (Cenamec), donde quedó en tercer lugar.

Después de eso, regresó al país y con una beca “Gran Mariscal Ayacucho” en 1990, fue a estudiar a Francia, donde aprendió el idioma durante un año y luego se fue a Estrasburgo por cinco años.

Posteriormente, realizó estudios en Harvard e hizo “un postdoctorado en Dallas y después, y finalmente, me contrataron en el MD Anderson Cancer Center, en Dallas”, donde permanece hasta la actualidad.

Recordemos que el único venezolano que alguna vez se había ganado el Nobel, casualmente de medicina e inmunólogo, fue Baruj Benacerraf en 1980, al descubrir las estructuras de la superficie celular determinadas genéticamente que regulan las reacciones inmunológicas.


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en nuestra cuenta de Twitter https://twitter.com/noticias_ahora_  y mantente siempre informado”