El dilema: ¿Cuándo y cómo presentarle a mis hijos mi nuevo novio?

Muchas mujeres divorciadas me preguntan ¿cuándo y cómo presentarle a mis hijos mi nuevo novio? Lo primero que viene a mi mente es una escena de una extraordinaria película que vi hace ya muchos años – Kramer vs. Kramer – todo un clásico.

hijos

Una pareja está en medio de una verdadera batalla campal por la custodia de su hijo, de 6 años. En esta escena, el niño se levanta por la mañana y va al baño; en el pasillo, todavía adormilado, se encuentra… a una de las nuevas novias del papá.

Y con esta escena en mente, contesto: “no sé cuándo es el momento correcto, pero de lo que sí estoy convencida, es que debes esperar hasta estar segura que la relación va en serio. Lo que no se vale es que cada semana, o cada mes, le presentes un nuevo novio a tus hijos, sin importar su edad”.

Aunque estoy hablando de una situación que es cada vez más frecuente, esto no significa que cada vez sea más fácil responder. No, no lo es. Y muchas madres solteras se sienten en la mira cuando atraviesan por esta situación.

Una de ellas me pregunta, por ejemplo, si sería buena idea llevar a su niño a las citas con esta nueva pareja porque le preocupa que, si él no conoce a su hijo desde un principio, se va acostumbrar a la relación con ella soltera y después será difícil que acepte al niño. Mi respuesta vuelve a ser la misma: no creo que sea buena idea hasta que no estés segura que la relación tiene posibilidades de éxito.

Una vez que esto sucede, piensa, si tú estuvieras con el papá de tus hijos, ¿los llevarías a las salidas que tienen ustedes? La respuesta natural es que a algunas sí y a otras no, dependiendo de las actividades y los horarios de lo que van a hacer. Igual con tu novio: una vez que los has presentado, puedes actuar de la misma forma.

¿Qué puedes hacer en estos casos?

• Comienza a hablar con tu pareja acerca de tus hijos desde muy temprano en la relación, pero no consideres la posibilidad de presentarlos hasta que no sientas que la relación tiene futuro.

• Habla tanto con tus hijos como con tu pareja antes de presentarlos; permite que te hagan preguntas y responde con honestidad.

• Evita crear – y crearte – expectativas del tipo “sé que se van a caer súper.” Permite que la primera reunión marche de forma espontánea.

• Piensa que, en las mejores circunstancias, las relaciones se forman alrededor de intereses, no de conversaciones y menos de conversaciones forzadas tipo preguntas y respuestas, donde todo mundo se siente bajo la lupa. Resulta útil encontrar cuáles son las cosas que les interesan tanto a ti, a tu nuevo novio y a tus hijos.

• No tienes que “venderle” tu pareja a tus hijos, ni tus hijos a tu pareja. No trates de dar toda la información de golpe; permite que se vayan conociendo poco a poco.

Con información de Bbmundo


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en nuestra cuenta de Twitter https://twitter.com/noticias_ahora_  y mantente siempre informado”