Prueba esta receta de lentejas caseras con chorizo

Si quieres disfrutar de un plato tradicional casero, como unas lentejas con chorizo. Pero como es un plato tan popular, nos ha parecido bien añadir esta manera de hacerlas. ¡y aquí la tienes!

lentejas
Foto: Referencial

Ingredientes

500 gr de lentejas pardinas extra
4 zanahorias grandes
2 dientes de ajo
2 cebollas grandes
1 hoja de laurel
1 cucharada de pimentón de la Vera
Sal y pimienta (al gusto)
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 pimiento verde
2 tomates grandes
1 hueso de caña
2 chorizos
1 morcilla
1/4 hueso de jamón
Agua

Antes de cocinar las lentejas

Uno de los pasos importantes es la elección de las lentejas. Yo utilizo la más común, la lenteja pardina extra, que se encuentran en cualquier mercado o supermercado.
Lo mejor de esta clase de lentejas es que no necesitan remojo previo a su cocción, aunque yo lo suelo hacer para ahorrar tiempo de cocción.

Echamos las lentejas en un bol con agua fría y las dejamos en remojo durante la noche, normalmente 12 horas. No es necesario echar sal a la hora del remojo.

Si por cualquier razón no tuvieses tiempo las puedes hacer directamente. Siempre que sean pardinas y no te olvides de lavarlas para quitar impurezas. Únicamente recuerda cocerlas durante 1/2 hora más.

Al día siguiente de ponerlas en remojo retiramos las lentejas que estén flotando en el agua, suelen ser no aptas para preparar el guiso. Las escurrimos y apartamos hasta el momento de prepararlas.

Picamos la cebolla, el ajo y el pimiento en trozos muy pequeños para que se vayan deshaciendo en la cocción.

Al final de la cocción casi no notaremos textura de ninguno de los ingredientes pero sí su sabor. Como el ajo a muchas personas no les gusta encontrarlo en el plato, puedes echarlo entero y retirarlo a mitad de la cocción.

Pelamos las zanahorias y los tomates, si no queréis pelar el tomate tampoco pasa nada, aunque si que encontraréis algún resto de piel.

Mucha gente suele picar la zanahoria para que no quede dura en la cocción. Depende del gusto de cada uno pero os puedo asegurar que en una hora y media queda perfecta, en mi caso me gusta cortarla en láminas finas si las zanahorias son delgadas y en cuartos si son grandes. Troceamos los tomates en 2 partes.

En una cazuela, echamos un chorrito de aceite, las cebollas y los dientes de ajo. Sofreímos todo durante 10 minutos para que se mezclen bien los sabores.

Añadimos el pimiento, el tomate, las zanahorias y la hoja de laurel. Sofreímos también durante 2-3 minutos.

Añadimos los huesos (jamón)  y una cucharada generosa de pimentón en polvo. Con una cucharada tipo postre es suficiente, demasiada puede llegar a amargar.

Removemos con una cuchara de madera rápidamente y echamos las lentejas ya escurridas y reservadas.

Removemos otra vez para que se junte todo bien. (3 minutillos)

Preparación final. Cocción tradicional o con olla de presión

Cubrimos con agua fría (importante, para que comience a hervir lentamente) hasta que quede la cazuela casi llena. Recordad que tenemos que añadir más ingredientes.

A mí me gustan con caldo, si las quieres más espesas pon un poco menos de agua. Luego siempre puedes rectificar con agua caliente (para no romper la cocción).

Dejamos que empiecen a hervir y espumeamos durante unos minutos. Retiramos la espuma que normalmente contiene impurezas, parte de los restos de la carne.

Cuando lleve 1/2 hora cociendo le añadimos sal y pimienta al gusto. Es importante probar el caldo ya que hemos echado jamón y pueden quedar saladas.

Añadimos 2 chorizos y una morcilla (no suelo echar panceta ni tocino, porque no nos lo comemos, pero le da buen sabor) y dejamos que se cocinen lentamente a temperatura media durante la siguiente media hora removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera.

A continuación retiramos los chorizos, la morcilla y los huesos para que queden menos pesadas. La última media hora cocinamos las lentejas a fuego lento probando de vez en cuando por si no necesitan más cocción.

Otra opción es hacerlas en la olla de presión. Aunque me gustan más a cocción lenta alguna que otra vez las he hecho así, depende del tiempo que tengas.

Cocinaremos unos 12 minutos si es una olla de presión, o 25 minutos si es normal. Podemos abrirla 5 minutos antes del tiempo (reposando antes de abrirla) para ver cómo están. Y si es necesario ciérrala y sigue la cocción.

Para emplatar lo mejor es un plato hondo con el guiso de lentejas y el chorizo encima en rodajas. A mí me gusta la zanahoria entera pero la podéis trocear.

Con información de Recetasderechupete.com


Somos el mismo equipo… nuevo nombre… Somos #NoticiasAhora