¡Para el Día de las Madres! Prepara una tarta fría de piña

Se acercan las festividades por el día de la Madre, uno de los momentos más especiales del año; como a veces no sabemos qué podemos preparar para agasajar a las invitadas, en estas celebraciones te invitamos a que te atrevas a realizar una tarta fría de piña.

tarta de piña
Foto: Referencial

Así que ¡toma nota! y cocina sin ningún problema la tarta fría de piña, una receta ideada por los dioses para deleitar a las mujeres más sabias de la familia, las madres.

Una deliciosa tarta fría de piña es un postre ideal, la puedes dejar preparada con antelación es de lo más sencilla de preparar y siempre quedará bien. Solo necesitamos hacernos con los ingredientes adecuados para empezar a prepararla.

Ingredientes:

  • 1 bote de piña en almíbar
  • ½ litro de nata líquida para montar
  • 1 sobre de gelatina con sabor a piña
  • 2 cucharadas de azúcar

Elaboración:

  1. Para esta receta hemos utilizado un bote de piña en almíbar. Escurrimos el almíbar del bote, lo podemos usar para más adelante.
  2. Colocaremos las rodajas de piña en el vaso de la batidora y las trituraremos hasta formar un delicioso puré. Podemos reservar unos trocitos para decorar la tarta, quedará más bonita.
  3. Colocamos el almíbar del bote en un cazo, si hemos optado por una pieza natural podemos añadir zumo de piña o agua.
  4. Cuando esté caliente le añadiremos la gelatina. Disolvemos la gelatina con las varillas sin dejar de remover para que se integre perfectamente.
  5. Seguimos con la nata. Vamos a montarla con las varillas eléctricas hasta que coja consistencia. Para que no baje le añadimos las dos cucharadas de azúcar.
  6. Incorporamos a la nata el puré de piña. Removemos bien hasta tener lista una masa dulce deliciosa. Nos quedará ponerle el jugo con la gelatina que tenemos también preparado para la acción. Con estos ingredientes habremos creado la base de una tarta fría que siempre quedará bien.
  7. Colocamos esta mezcla en un molde bonito. Dejaremos que repose toda la noche en la nevera.
  8. A la mañana siguiente o en el momento de servir, la desmoldamos y decoramos con un poco de nata y unos trocitos de piña. El resultado es espectacular.

Con información de Okdiario


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en nuestra cuenta de Twitter https://twitter.com/noticias_ahora_  y mantente siempre informado”