Actor cubano Reynaldo Miravalles muere en La Habana a los 93 años

417
pasarela de pagos en linea

Reynaldo Miravalles, actor cubano, protagonista de filmes como «Las doce sillas» y «El hombre de Maisinicú», murió el pasado lunes en La Habana a los 93 años «víctima de complicaciones derivadas de varios padecimientos», informa el diario oficial Granma.

cubano
Foto: Referencial

la información publicada en el sitio web de Granma señala que, «Aunque se instaló en Miami hace varios años, nunca perdió el vínculo con Cuba y protagonizó aquí su última película, ‘Esther en alguna parte’, en un dueto memorable con Enrique Molina».

El actor nació en La Habana en el año 1923, debutó en 1944 en la radio cubana con el programa humorístico «La voz de los ómnibus aliados», y después participó en la serie, que inicialmente fue en la radio y luego televisiva, de la Cuba republicana «La gran corte».

Miravalles en 1951 dio el salto a la televisión, medio en el que interpretó a cientos de personajes, aunque el más popular fue el guajiro (campesino) Melesio, y ya en 1957 obtuvo su primer papel en cine en el filme venezolano «Papa Lepe».

Tras el triunfo de la Revolución, participó en algunas de las cintas más destacadas en la década de los sesenta en Cuba y encarnó a un humilde lechero que se ve involucrado en la insurrección en el «El herido», una de las tres partes de «Historias de la Revolución» (1960), de Tomás Gutiérrez Alea.

Entre las décadas siguientes participó en películas cubanas como «El joven rebelde»(1961), «Las doce sillas» (1962), «Una pelea cubana contra los demonios» (1971), «El hombre de Maisinicú» (1973), «Los sobrevivientes» (1978), «El señor presidente» (1983) o «Los pájaros tirándole a la escopeta» (1985).

Este actor cubano emigró a EE.UU. a mediados de los noventa, donde interpretó a un veterano agente de la CIA, junto a Saffron Burrows y Harvey Keitel, en la película española de Gerardo Herrera «El misterio Galíndez», basada en la novela homónima de Manuel Vázquez Montalbán.

También trabajó en «Cercanía» (2008), de Rolando Díaz, que trata sobre la vida de los emigrantes cubanos en Miami, y su último trabajo «Esther en alguna parte» (2012), por el que obtuvo numerosos premios, lo protagonizó en La Habana bajo la dirección de Gerardo Chijona.

Con información de El Universal