Alcaldía siempre tiene justificación al problema de la basura

La concejal de Proyecto Venezuela Judith Zukerman, destacó que la Alcaldía de Valencia siempre tiene una excusa para justificar el problema de la basura en todo el municipio, “al principio decían que no había camiones, después que había problemas con el vertedero de La Guásima y más adelante argumentaron falta de recursos”, dijo.

Valencia
Foto: José Manuel Guerrero /Noticias24 Carabobo

Zukerman señaló que cada uno de estos inconvenientes fueron solventados, sin embargo, el problema continúa latente y ha se ido incrementando con el pasar de los meses.

Es importante destacar que esta problemática aún no ha recibido una respuesta contundente por parte de la Alcaldía e incluso las empresas que prestan el servicio de recolección de desechos en el municipio iniciaron un paro indefinido, desde el pasado lunes, a fin de exigir al alcalde encargado Santiago Rodríguez, una solución satisfactoria en cuanto al pago de pasivos laborales.

“Nuestro compromiso con la ciudad es estar pendientes y exigir al ejecutivo municipal que de respuesta a los ciudadanos. Dónde están los 300 millones que se aprobaron hace 15 días para pagarles a las operadoras y por qué la situación de la basura está cada día peor”, expresó la concejal.

Por su parte, Mariela Domínguez, concejal de Acción Democrática, respaldó la opinión de Zukerman y aseguró que el problema deriva de la incompetencia del Instituto Municipal del Ambiente (IMA) para solventar la situación.

“La Alcaldía siempre tiene una respuesta para lavarse las manos y hacer ver la responsabilidad no es de ellos sino del sabotaje de algunas personas”, declaró Domínguez.

A su vez, denunció que la problemática del paro es que distintos camiones de estaca se encuentran circulando por diferentes comunidades del norte de la ciudad y cobran entre 10 mil y 15 mil bolívares por recoger la basura de los conjuntos residenciales.

Para finalizar informó que el IMA hasta la fecha no ha respondido a los oficios que ha enviado en búsqueda de una información oficial en torno al problema, lo cual considera como un sabotaje a sus funciones. “Estamos frente a una situación grave que puede ocasionar una epidemia, la gente está quemando la basura y eso es perjudicial para la salud, es una situación que viola los Derechos Humanos”, finalizó Domínguez.

Con información de Notitarde