¡Aperitivo! Prepara suculentos buñuelos de calabacín

63
pasarela de pagos en linea

Los buñuelos de calabacín son una receta de origen griego que te presenta otra opción vegetariana a la que puede incursionar en la cocina.

buñuelos de calabacín - noticias ahora
Foto: Referencial

Este plato es fácil de preparar y se hacen en un momento. La receta original griega lleva queso feta y otros ingredientes menos usuales como el eneldo fresco, pero lo puedes adaptar sin problema a la disponibilidad requerida.

Aunque no lo creas, esta presentación vegetariana va perfecta para un aperitivo, una comida o cena de picoteo o para llevarnos al trabajo o de picnic.

Ingredientes:

  • 1 calabacín
  • 1 cebolla mediana
  • 100 g. de queso feta
  • 100 g. de queso rulo de cabra
  • 2 huevos de corral COREN (Galicia Calidade)
  • 60 g. de pan rallado
  • 75 g. de harina de trigo
  • 1 cucharada de perejil fresco picado
  • 1 cucharada de hierbabuena fresca picada
  • 1 cucharada de eneldo fresco picado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto de cada casa)

Preparación de la masa:

Lavamos el calabacín. Lo rallamos sobre un bol. Repetimos el proceso con la cebolla (ya pelada).

Pasamos la mezcla a un escurridor, para que suelten líquido. Los dejaremos unos 20 minutos, para que escurran bien.

Cogemos un pequeño manojo de las hierbas aromáticas, y las picamos. Necesitaremos una sobre una cucharada de cada una. Mezclamos en una taza, y reservamos.

En un bol grande, añadimos los quesos desmenuzamos, y mezclamos. A continuación, incorporamos los huevos, las hierbas aromáticas, el pan rallado y la harina.

Comenzamos mezclando con la ayuda de un tenedor, y luego continuamos con las manos. Cuando tengamos una masa más o menos compacta, añadimos ahora el calabacín y la cebolla. Salpimentamos al gusto.

Volvemos a mezclar con las manos, hasta conseguir una masa homogénea.

Forma de los buñuelos:

Cogemos pequeñas porciones de masa (como una pelota de golf) y aplastamos, para que nos queden más o menos todos los buñuelos similares. Vamos haciendo y pasando a un plato.

Calentamos aceite en una sartén (sin pasarse, que no llegue a humear), y vamos friendo los buñuelos, vuelta y vuelta, hasta que estén dorados.

Retiramos sobre papel de cocina absorbente, para que suelten el exceso de aceite. Repetimos el proceso con el resto.

Servimos en una fuente y acompañamos con un poco de salsa de yogur o salsa Tzatziki. También podemos degustarlos templados o fríos, siguen estando igualmente deliciosos; así que prepara buñuelos de calabacín.

Puedes seguir leyendo: ¡Diferente! Atrévete a preparar una receta de cebolla caramelizada


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en TELEGRAM  y mantente siempre informado”