ARMONIZACIÓN TRIBUTARIA MUNICIPAL. Primera parte

x

Esta columna, sobre el proyecto de Armonización Tributaria en el nivel Municipal venezolano, será entregada en dos partes: Una columna sobre el problema y sus antecedentes, de lo cual hablaremos hoy, y una segunda sobre el método de trabajo y  los resultados que se plasman en un primer producto: Un acuerdo Nacional de armonización tributaria entre los Municipios del País.

Las opiniones emitidas en este espacio son de mi entera responsabilidad y no representan a ninguna institución.

Un poco de contexto

Venezuela es un país víctima de un bloqueo logístico, naval y financiero por parte de los Estados Unidos. Indiferentemente de la opinión que usted tenga del Gobierno Venezolano  o sobre la acción unilateral de Estados Unidos contra nuestra Nación; la realidad primaria material es que estamos bloqueados. Venezuela no puede comprar ni un tornillo en el exterior; porque banco que le reciba una transferencia a Venezuela como país, es automáticamente sancionado y bloqueado, en cualquier parte del mundo.

Al decir esto, debemos automáticamente prepararnos para la pregunta necia de un sector opositor: “Si estamos realmente bloqueados; ¿Cómo es que llega la Nutella a los bodegones y camionetas de lujo a los concesionarios?”  Eso obedece a varias razones: La principal es que quienes fabrican y  venden carros y nutellas; son corporaciones que Estados Unidos protege, y la segunda, es que esas no son compras que hace la República, sino particulares.

Aún en medio de la pandemia, el Gobierno de Inglaterra se niega a que la República, utilice las reservas de oro que tiene en los bancos ingleses para comprar insumos, medicinas y alimentos. Lo hacen bajo la premisa de que la corona británica (así, con minúscula) no reconoce al Gobierno Venezolano.

De ser así, en el preciso momento en que dejaron de reconocer  al gobierno; han debido devolverle el oro al Banco Central nombrado por el gobierno anterior (es decir el del mismo Maduro) porque no reconocen la gestión actual de Maduro, ¿pero la anterior sí?

¿Quién era el presidente en el período gubernamental anterior a este? Nicolás Maduro Moros.

Ahora dicen que no entregan el oro porque no reconocen a Maduro sino a Guaidó. Un diputado suplente; electo en el  circuito de una ciudad intermedia, que se convirtió en diputado titular por carambola y luego se auto proclamó como presidente en una plaza delante de  sus propios partidarios con el apoyo del Gobierno de Estados Unidos. País cuyo presidente ya despidió al consejero de seguridad que le recomendó esa mamarrachada (John Bolton) y cuyo asesor diplomático (Elliot Abrams) fue indultado por Bush por delitos cometidos durante la gestión de Reagan y acaba de salir como corcho de limonada convertido en comisionado para Irán; es decir, lo sacaron del hemisferio occidental para que no estorbe con su senil estupidez, pero sin lesionar al lobby económico y militar que representa.

En resumen, los  británicos por 18 toneladas de oro, son capaces de reconocer hasta a Guaidó.

Así las cosas, somos una República con sus cuentas bancarias bloqueadas, con una flota militar en las aguas fronterizas; con los británicos robándose el oro y con los gringos saqueando la industria petrolera instalada en su territorio. En este contexto, nos toca hacer planificación económica.

Los Municipios buscan salidas

Como consecuencia de lo ya descrito (y hay que decirlo mil veces porque pareciera que se olvida) vivimos una fuerte crisis económica; con recursos muy limitados y necesidades infinitas. Con una híper inflación generada por una disminución de la producción petrolera y no petrolera, así como por el ataque sistemático a la moneda nacional.

Los Municipios, como las unidades territoriales más cercanas a la gente, tienen a través de las Alcaldías la potestad de crear y cobrar impuestos; tasas y contribuciones  fijados por alícuotas o a través de la unidad tributaria según su naturaleza.

El precio de la unidad tributaria se fija anualmente. Pero, en una economía inflacionaria e inestable, conviene crear una unidad de cuenta para los tributos cuyo valor en bolívares, se dinamice con la economía. Fue así como haciendo uso de sus atribuciones constitucionales, algunos Municipios asumieron el Petro como unidad de cuenta, otros crearon su propia Unidad Tributaria Municipal y otros asumieron el dólar del mercado ilegal tasado desde “dólar today” y otras cuentas del mundo criminal.

Esta última decisión fue objeto de una medida cautelar por parte del Tribunal Supremo de Justicia, que devino en la sentencia número 0078 de Julio 2020 en la que la Sala Constitucional del máximo tribunal del país, cumpliendo sus funciones, le da un frenazo en seco a esa diversidad de criterios que, si bien los municipios pueden ejercer a partir de su autonomía, ésta, no puede llegar a niveles en que colinde, lesione o solape la armonía fiscal de la Nación en niveles anárquicos.

En este sentido ordena suspender el cobro de tasas y contribuciones a Gobernaciones y Alcaldías hasta tanto el Ministerio de Finanzas no presente un papel de trabajo con los resultados de una mesa técnica que muestre indicios concretos de que los distintos niveles político territoriales de la administración tributaria han iniciado un proceso de aclaratoria, coordinación y armonización en materia tributaria.

En la medida tribunalicia, se incluye a las Gobernaciones porque también se han evidenciado desorientaciones similares que se rozan en algunos casos con las competencias municipales y en otros con niveles y formas de cobro que requieren atención jurídica.

La Alarmas encendidas y una organización política con unidad y compromiso

Esta medida del TSJ pone a correr a todos los niveles de la administración tributaria del país. Afortunadamente; entre finales de 2019 se promueve y a principios de 2020 se constituye un Consejo Bolivariano de Alcaldes y Alcaldesas con los objetivos de generar espacios  de discusión política y producción de propuestas  programáticas para el país; crear acuerdos conjuntos y compartir experiencias de trabajo exitosas de gestión; así como para promover una instancia de comunicación directa con el Presidente Nicolás Maduro Moros y el Alto Mando Político de la Revolución Bolivariana.

Esta instancia de participación y discusión política, tiene un Secretariado Nacional organizado por ámbitos: Ámbito Político, cuya vocería ejerce Erika Farías, Alcaldesa de Caracas. Un ámbito de gestión para la transferencia de competencias al Poder Popular en servicios públicos cuya vocería ejerce  Luis Marcano, Alcalde  de Barcelona; otro ámbito para el  Desarrollo Social  y construcción de una nueva espiritualidad cuya vocería ejerce Luis Jonás Reyes, Alcalde de Barquisimeto, Desarrollo Territorial y Obras Públicas cuya vocería ejerce Willy Casanova; Alcalde de Maracaibo y una instancia para la economía productiva y tributos municipales cuya vocería ejerce  José Alejandro Terán Alcalde de Vargas (La Guaira).

De igual manera tiene una vocería de las capitales con alto nivel de impacto en la economía ejercida por Alejandro Marvéz, Alcalde de Valencia, y vocerías a nivel de Municipios fronterizos, Municipios petroleros, Municipios con alta tasa de población afro descendiente y una vocería de alcaldes y alcaldesas jóvenes. También forman parte de la centralidad, los alcaldes y alcaldesas de las capitales de los Estados del país y una plenaria integrada por los 305 liderazgos Bolivarianos que ejercen como alcaldes y alcaldesas de la revolución en el país.

Esta organización inter municipal venía generando propuestas  en estas dimensiones;a través de mesas de trabajo y encuentros regionales que llevaron a un Encuentro Nacional con el Presidente Nicolás Maduro Moros para presentar los primeros resultados.

En el mes de marzo, vino la crisis sanitaria por la pandemia del Covid-19 y muchos de esos proyectos tomaron una pausa o se ralentizaron para dedicar la mayoría de los esfuerzos a  la preservación de la vida entre nuestro pueblo.

Luego de la sentencia, el Consejo Bolivariano de Alcaldes y Alcaldesas;se declara en sesión permanente junto al Ministerio de finanzas para retomar desde la comisión de economía productiva y tributos; cursos de acción y propuestas cuyo método de trabajo y resultados estaremos comentando en la siguiente  entrega.

Msc. Marcos Meléndez

@marcosmelendezm