¿Se arrepentirá Reinaldo Rueda de haber dejado fuera a James Rodríguez?

232
Reinaldo Rueda James Rodríguez - NA
Compartir

Los dos últimos años han sido difíciles para el fútbol internacional. Con todo lo que ha sucedido con el coronavirus y el traslado del Mundial de Qatar a noviembre y diciembre, muchos partidos se han visto interrumpidos o congestionados, especialmente los torneos que se retrasaron un año.

Aunque eso no es excusa para el mal juego de Colombia en estos partidos de clasificación para el Mundial, en los que ha empatado con Bolivia y Paraguay, no ha ayudado el hecho de que, tras su eliminación de la Copa América, muchos jugadores hayan tenido dificultades para hacer una pretemporada adecuada, incluido James Rodríguez.

El jugador del Everton se pasó el verano intentando forzar su salida de Goodison Park, tras haber sido contratado por su antiguo entrenador, Carlo Ancelotti, que se ha marchado al Real Madrid. Incluso con un nuevo entrenador en Merseyside, Rafael Benítez, el colombiano apenas ha jugado, lo que ha provocado su omisión de la selección nacional, pero ¿ha sido ésta la decisión correcta del jefe de los cafeteros, Reinaldo Rueda? Siga leyendo y analicemos los aspectos positivos del juego de James y lo que le habría ofrecido a Colombia en las eliminatorias, aunque no esté al 100%.

Creatividad

Hubo momentos en los dos primeros partidos de clasificación que habrían frustrado hasta al más optimista de los aficionados colombianos. Cualquier casa de apuestas deportivas daría a los Cafeteros como favoritos para el partido contra Bolivia, pero les faltó el instinto asesino en cuanto a la creación de ocasiones que James hubiera podido aportar.

En el partido contra Paraguay, los colombianos simplemente no pudieron ver lo suficiente el balón. Necesitaban a alguien que les diera tranquilidad y les permitiera tener más tiempo la posesión del balón y crear ataques a partir de ahí, en lugar de precipitarse y presionar mucho a los laterales para que enviaran balones al área o ganaran el uno contra uno, lo que a menudo les dejaba aislados. Contar con la presencia de James, aunque fuera por periodos cortos, podría haberles permitido abrirse paso en algún momento de los dos partidos y dejar su posición en el grupo con más posibilidades de clasificación.

Estatus en el vestuario

En cuanto a los currículos futbolísticos de la última década, James destaca sin duda alguna. Es, sin duda, el jugador más condecorado del país y hemos visto lo decisivo que ha sido en los anteriores torneos. Con Radamel Falcao luchando contra las lesiones y habiendo pasado su mejor momento, la responsabilidad de ser un líder en el vestuario recae sobre James, y su ausencia en los últimos partidos seguramente se habrá notado. Para un jugador con tanta presencia en el funcionamiento de su equipo, el seleccionador querrá construir un equipo en torno a él, e incluso si tiene problemas de forma, su inclusión en la plantilla sirve para motivar desde la banda y ser una voz en los entrenamientos.

Experiencia

Desde la perspectiva del fútbol de clubes, no hay mucho que James no haya ganado. Aunque se limite a minutos esporádicos o no sea incluido en las convocatorias, tener a alguien que posee esa experiencia en ganar partidos importantes, y alguien que ha estado rodeado de jugadores de grandes partidos que cuentan con una mentalidad de élite, seguramente sólo puede ser algo bueno para Rueda y compañía. Cuando las cosas se ponen difíciles, es importante contar con estos jugadores, sobre todo para levantar la moral y apoyar a los jóvenes que no han jugado antes a este nivel. Los próximos partidos serán fundamentales para decidir la suerte de Colombia en Qatar, y James podría tener un papel decisivo.

“Nasar
manzur ramadan dagga