Autoridades de la UC denuncian azote del hampa 

Máximos representantes de la Universidad de Carabobo (UC), hacen un llamado a los organismos del Estado para que cumplan con la obligación de velar por la seguridad del entorno universitario tras la ola de hechos delictivo que azota a la casa de estudio.  

UC
Foto: ElTiempoUc

La rectora Jessy Divo de Romero, acompañada de los vicerectores Ulises Rojas y José Ángel Ferreira, del secretario Pablo Aure y de los decanos David Rutman, José Corado, José Gregorio Marcano, Yngrid Acosta, Ginoid de Franco y José Luis Nazar, expresó que es menester de los entes de seguridad nacional, regional y municipal velar por la integridad tanto de la comunidad universitaria como de los bienes de la universidad, puesto que son patrimonio público.

Argumentó que la seguridad es prioridad para las autoridades universitarias, quienes han solicitado a través de las diversas vías oficiales que se cumpla con el rol de los organismos de orden público, en concordancia con lo establecido en la Ley de Universidades, específicamente en su artículo 7, que reza:

«Corresponde a las autoridades nacionales y locales la vigilancia de las avenidas, calles y otros sitios abiertos al libre acceso y circulación y la protección y seguridad de los edificios y construcciones situados dentro de las áreas donde funcionen las universidades, y las demás medidas que fueren necesarias para salvaguardar y garantizar el orden público y seguridad de las personas y los bienes, aún cuando estos formen parte del patrimonio de la universidad».

La rectora fue enfática al señalar que: «en ningún momento eludimos nuestra responsabilidad como autoridades, pero somos una institución al servicio de la academia, nuestra máxima misión es formar profesionales, no somos un cuerpo policial».

En ese sentido, la máxima autoridad ucista subrayó que «están en riesgo los periodos académicos de más de 50.000 estudiantes, ya que se han desmantelado los laboratorios de las diferentes facultades, Dicae se encuentra paralizada, la conectividad está afectada por el robo del cableado, nuestros trabajadores y estudiantes sienten temor de trasladarse por las inmediaciones de la UC. La inseguridad está atentando contra el funcionamiento de la máxima casa de estudios».

Finalmente, la rectora hizo un llamado a los miembros de la comunidad universitaria, estudiantes, trabajadores, docentes y representantes de los gremios a unirse en torno a este grave problema. «La seguridad debe unirnos a todos, sin distinción de ideologías políticas», afincó, reseñó El TiempoUC.


Somos el mismo equipo… nuevo nombre… Somos #NoticiasAhora