Ayuda a tu perro a lidiar con la ansiedad por separación

30
pasarela de pagos en linea

La ansiedad por separación no es un asunto fácil ni siquiera para nosotros los humanos. Y es que nadie nos enseña a estar solos. El calor de la compañía, animal o humana, se da sin esfuerzos. No se necesita empeño para sentir la calidez del acompañamiento. Pero la soledad es otra cosa.

Equipados con nuestra delgada capa de conciencia, nos cuesta un mundo aceptar y darle forma a la ansiedad por separación. ¿Qué significará entonces para un perro que de pronto se encuentra solo en un patio o dentro de una casa? ¿Con que cuenta para asimilar esa situación?

La ansiedad por separación

Son muchos los perros para los que es un verdadero drama quedarse solos en casa. Gimen, aúllan, arañan puertas, destruyen todo lo que está a su alcance y ensucian donde no deben. Ésta es la forma que adoptan para decirnos que sufren por nuestra ausencia y para avisarnos de que están padeciendo lo que se conoce como ansiedad por separación. A pesar de que puede prevenirse y corregirse el tratamiento exige tiempo y dedicación.

Puedes leer: Black Lives Matter, las protestas negras que nacieron con un hashtag

Ladridos exagerados, gemidos o aullidos; hiperactividad, generalmente con conductas destructivas y pérdida del control de la defecación y la micción. Estos síntomas son típicos de tu mascota sufriendo ansiedad por separación.

Otras señales que anuncian este trastorno se manifiestan si tu perro percibe la más mínima intención de salir de casa. Entonces se puede esconder, se mostrará desobediente o tratará de impedir tu salida.

Cómo prevenirla

Uno de los errores más frecuentes es castigar al animal por estos comportamientos propios de la ansiedad por separación. No entenderá la reprimenda a menos que sea inmediata por lo que la mejor opción es ignorar su conducta.

Lo que sí es efectivo es la prevención. Es aconsejable que tu perro pase ratos solo para aprender a esperar en tu ausencia. Es importante que disponga de juguetes y que sepa entretenerse y disfrutar del tiempo que pasa solo. Mordisquear un juguete puede convertirse en su tabla de salvación ante la soledad.

Un refugio y salidas

Asegurarle un refugio donde pueda sentirse a sus anchas y una rutina diaria de paseos le ayudarán a ganar confianza en sí mismo. Si los paseos están acompañados con juegos, entonces los resultados serán más efectivos.

Puedes leer: Dimite ministro de Educación de Brasil por falsedades en su currículo

Igualmente puedes ensayar salidas programadas muy cortas que no justifiquen la ansiedad por separación. Gradualmente, puedes prolongar el tiempo para acostumbrar al can a períodos de ausencia más extensos.

Si el trastorno persiste de una manera crónica e incontrolable, entonces deberás optar por ayuda veterinaria.

.