Carabobo FC responde ante violencia entre barras (+comunicado)

La junta directiva del Carabobo FC ante los hechos ocurridos, el pasado domingo en el Estadio Hermanos Ghersi Páez de Maracay, en partido de ida correspondiente a los Cuartos de Final del Torneo Apertura 2017, se pronunció a través de un comunicado.

Carabobo FC
Foto: Carabobo FC

A continuación el comunicado completo:

El equipo local días antes al encuentro había informado que la seguridad del mismo estaba debidamente garantizada, ofreciendo controles y operativos para resguardar la protección del espectáculo, la integridad física de los equipos, árbitros y del público general. Sin embargo, y como lo reconoce el comunicado emitido por el Aragua Fútbol Club, publicado este lunes, “los hecho violentos ocurrieron a partir de un fallo en el operativo de seguridad que no logró coordinar de manera efectiva la llegada de la barra del Carabobo FC”.

Cuando la barra del Carabobo FC llegó a la ciudad de Maracay, específicamente por el peaje de Tapatapa, nunca tuvieron la atención necesaria y fueron trasladados al Estadio Hermanos Ghersi Páez, únicamente por dos escoltas motorizados de la policía estadal, quienes guiaron a la barra visitante en dirección a la Tribuna Popular del mencionado escenario, sector que se encontraba en ese momento totalmente abierto y sin la presencia de ningún efectivo de los organismos de seguridad.

Igualmente, nunca existieron los controles requeridos para este tipo de eventos, como revisión corporal de los aficionados, además que tampoco existió el personal capacitado de protocolo y de revisión para señalar la zona en donde se debía situar los hinchas visitantes. La barra local se ubicó en la Tribuna Principal, generando un caos ante el público que estaba en esa zona, en donde se encontraban familiares, damas, niños y medios de comunicación.

Asimismo, fue deprimente que cuando el equipo del Carabobo Fútbol Club intentaba regresar a su respectivo camerino, tras cumplir el calentamiento precompetitivo, fue objeto de una lluvia de piedras y botellas, en los cuales agredieron a uno de nuestros fisioterapeutas, por lo cual tuvieron que ingresar, en grupos de tres y 10 minutos después, protegidos por los escudos de la policía.

Paralelamente a esto, la unidad de transporte del Carabobo Fútbol Club fue atacada y le generaron daños significativos a los parabrisas y ventanas del mismo. Igualmente, informamos que se efectuó una reunión entre los representantes de la policía con las autoridades del partido, en la que se acordó cambiar de sector a la barra visitante. No obstante, los encargados de seguridad fallaron nuevamente al no presentar controles efectivos para realizar dicho traslado, lo cual no tuvo éxito, cuando permitió que la barra local se dedicara a lanzar objetos contundentes a la barra visitante.

Todo eso trajo como consecuencia que se generara un caos y un ambiente hostil. Minutos después, tanto el árbitro principal como el delegado de la Federación Venezolana de Fútbol, consideraron suspender el juego debido a que no estaban dadas las condiciones de seguridad para efectuar el referido compromiso.

Carabobo Fútbol Club siempre ha trabajado por la realización de un espectáculo deportivo sin violencia, sin escatimar esfuerzos y garantizando la seguridad de cada uno de las personas que asisten a los partidos de nuestra institución en el Polideportivo Misael Delgado de Valencia, recibiendo en los últimos años a todas las barras visitantes, inclusive a la del Aragua Fútbol Club en tres oportunidades, en cotejos que se lograron desarrollar sin ningún tipo de alteraciones y hechos violentos.

Además, es oportuno recordar que no es la primera vez que nos ocurre un hecho similar cuando visitamos el Estadio Hermanos Ghersi Páez de Maracay, ya que todavía está latente cuando nuestro jugador Aquiles Ocanto fue agredido brutalmente por la espalda en nuestra última visita al mencionado recinto deportivo, cuando enfrentamos a Aragua FC el 13 de mayo del 2015, en el Torneo Clausura de ese año.

Carabobo FC condena estos hechos y hace un llamado a quienes están involucrados en la organización de esta disciplina, y a las instituciones de seguridad, a que se comprometan y asuman responsabilidades para garantizar la paz para el disfrute de un espectáculo sano, como es sin duda alguna el fútbol. Nuestro club seguirá trabajando arduamente en procura de promover un entretenimiento dirigido a las familias, a los niños, bajo un marco de convivencia y recreatividad alejado de la violencia.

Con información de prensa Carabobo FC