Cómo conseguir el ‘Squirting’ en tus relaciones sexuales

500
Cómo conseguir el 'Squirting'
Compartir

El término squirting‘ hace referencia a la eyaculación femenina; cuando una mujer alcanza el orgasmo libera de manera involuntaria un líquido acuoso.

No obstante, no hay que confundirlo con un orgasmo convencional en el que la mujer libera un líquido espeso o lechoso; el ‘squirting’ es el indicador de máximo placer alcanzado y libera una mayor cantidad de líquido.

Ese líquido acuoso proviene de las glándulas de Skene, ubicadas alrededor de la próstata y que tienen como función llevar esa lubricación por los canales directos de la uretra. Si alguna vez te has planteado intentar alcanzarlo, sigue estos 10 trucos y seguro que lo conseguirás.

Cómo conseguir el ‘Squirting’

1. Conoce cada parte de tu cuerpo.

El hecho de conocer tu propio cuerpo es un aspecto fundamental a la hora de mantener relaciones sexuales con tu pareja o de darte placer a ti mismo. Esto te permitirá conocer tus debilidades y así podrás también orientar a tu pareja.

2. Debes estar tranquila

La tranquilidad es otro elemento esencial, relájate y disfruta. Si no lo haces y comienzas a impacientarte, la mente podría jugarte una mala pasada y será mucho más complicado alcanzarlo.

3. Lubricación

Lubricar la zona íntima antes de comenzar a estimularla puede ayudar mucho a aumentar el placer.

4. Excitación

Para alcanzar el ‘squirt’ los preliminares son un punto muy importante que no debes pasar por alto: utiliza besos, caricias, juegos sexuales..

5. Estimula el clítoris

Una buena estimulación del clítoris puede serlo todo, genera sensaciones increíbles que preparan el camino para la llegada al orgasmo. Combina movimientos circulares de diferentes presiones y velocidades.

6. Punto G

El momento de la estimulación del punto G es determinante para el ‘squirting’. Este punto se encuentra en el interior de la vagina pero en dirección hacia el clítoris. Masajealo en círculos, de arriba a abajo, y variando la velocidad. Esta estimulación llegará a lasglándulas de Skene, que son las responsables del ‘squirting’.

7. Penetración

La penetración también es importante, pero esta únicamente debe producirse con los dedos o, en su defecto, con juguetes sexuales. En cuanto a la postura, abre las piernas y relaja las pelvis. Además, si colocas una almohada para levantarte la pelvis , la experiencia será aún mejor.

8. Mueve la pelvis y aprieta los glúteos

El movimiento de la pelvis hacia delante, apretando al mismo tiempo los glúteos, facilita la contracción de los músculos; lo que hará que en pocos segundos comiences a sentir que el ‘squirting‘ está a punto de llegar.

9. Masaje externo

Si combinas la estimulación del punto G con masajes sobre el clítoris, te darás cuenta de que comienzas a sentir cada vez más placer. Utiliza el dedo pulgar para realizar movimientos suaves sobre él.

10. Ganas de orinar

Cuando por fin el ‘squirt‘ está a punto de llegar, comienzas a sentir una sensación muy similar a las ganas de orinar. No pares, y continúa relajada hasta alcanzarlo.

Noticias Ahora

Puedes seguir leyendo: Estas son las fantasías sexuales más raras del mundo


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en TELEGRAM  y mantente siempre informado.»

noticias de hoy
manzur ramadan dagga