¿Cómo iniciarte en el mundo de las tutorías online en simples pasos?

229
mundo de las tutorías online
Compartir

En estos últimos años, la enseñanza a través de la web se convirtió en algo regular que la mayoría de las personas hacen, porque tienen varios beneficios, entre estos: administrar mejor el tiempo, evitar viajes innecesarios y tener una educación de buen nivel.

Muchos de los cursos online, se dictan por profesionales que deciden iniciarse en el campo laboral de las tutorías, lo que propone otro ingreso económico y acercarse a un contexto con dinamismo y nuevas formas de aprendizaje.

La modalidad de los cursos que se dictan a través de páginas web como Busca tu profesor online es más personalizada, donde quien esté interesado puede buscar entre los profesores que se postulan y hacer una selección en base a las características que éste muestra en su perfil.

En “Busca tu profesor online” hay un filtro de selección de búsqueda que permite elegir en base a la distancia, la tarifa, el contenido de la tutoría, la distancia y la posibilidad de dictar clases online.

¿Cómo hago para convertirme en tutor?

Si tenés conocimientos válidos acerca de un tema específico, o un título universitario que avale la enseñanza de, por ejemplo, física, química, matemáticas, literatura, historia, geografía o cualquier ciencia exacta, social, natural o de la comunicación; entonces sólo resta seguir unos simples pasos para entender cómo funciona este universo.

Lo ideal es definir cómo van a ser las tutorías en relación a lo virtual y a lo presencial. Una vez establecido este punto, queda la elección de la temática de la tutoría, que puede centrarse desde el acompañamiento de un estudiante universitario hasta la enseñanza a una persona que simplemente quiera saber de algún tema.

Una vez registrado en la página especializada en ofrecer las tutorías, deberás crear un perfil donde detalles tu historial y tus experiencias, lo que te interesa enseñar y tu modalidad al a hora de hacerlo. Muchos estudiantes se interesan más por la forma de enseñar del profesor que por el contenido en sí.

Quien esté interesado en tu perfil podrá contactarte para hacerte preguntas y evaluar su elección, lo ideal es que esto suceda porque es una forma de conocerte, de validar tus conocimientos y de iniciar un diálogo que puede concluir en que el estudiante te elija como su tutor.

¿Hay beneficios?

Las tutorías son aranceladas, lo que significa que cada estudiante abona cada clase. Además del beneficio económico está la experiencia que se adquiere en esos casos, ya que se aplican técnicas y métodos didácticos para el aprendizaje que hacen que uno esté actualizado constantemente en sus saberes.

Ser tutor es una importante actividad para incorporar al currículum, la posibilidad de enseñar a distancia o hacer el seguimiento de los estudiantes permite mejorar las herramientas de sociabilización y empatía.

Este camino puede servir para llegar a un destino mayor, como por ejemplo crear un blog propio con clases informativas acerca de la temática donde te destaques, documentos, material multimedia, videos grabados y hasta ejercicios.

¿Cómo ordeno mis horarios?

Muchas veces suele pasar que al no tener un horario fijo haya un desorden de horarios que implique que trabajes durante todo el día, sin descanso. Lo ideal es armar una agenda de planificación semanal donde establezcas los horarios disponibles para hacer las tutorías y guiarte únicamente por eso.

Cuando no se ponen límites entre el trabajo y el descanso, ocurre que uno termina por abrumarse y no disfruta de la actividad que hace, aunque le apasione. Hacer recreos, distenderse, poner pausa algunos minutos es necesario para retomar el trabajo con armonía.

Se recomienda idealmente dejar un día sin dar ninguna tutoría para organizar la semana y los materiales del dictado de cada clase, ya que la organización previa será la que haga que cada encuentro tenga éxito.

Lo positivo que tiene este tipo de empleo es poder tomar pocos estudiantes al inicio para amoldarse de a poco a la modalidad de las tutorías y una vez que el profesor se adecúa aumentar el número de clientes.

No hay una edad límite para comenzar a dar clases así que si todavía estás en dudas, es el momento ideal para iniciarte en este recorrido que además de tener rentabilidad económica es una gran herramienta para el camino profesional.

“Nasar
manzur ramadan dagga