Esclerosis Múltiple: aquí lo que debes saber sobre este mal

Esclerosis Múltiple
Foto: Referencial

La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad autoinmune por la cual el sistema de defensas del cuerpo erróneamente lesiona partes propias en lugar de sólo atacar a los organismos externos como pueden ser virus o bacterias. Descubre cómo detectar y combatir este terrible mal.

Esclerosis Múltiple
Foto: Referencial

En el marco del Día Mundial de la Esclerosis Múltiple que se conmemora cada 31 de mayo, diferentes instituciones realizan charlas y conferencias para concientizar sobre la enfermedad y dar a conocer los tratamientos más avanzados.

En la EM se produce una agresión al sistema nervioso central (cerebro, médula y nervios ópticos), por parte de nuestro sistema inmunológico. Esta enfermedad afecta a gente joven en edad económicamente activa.

Esta patología es el resultado del daño a la mielina, la capa que protege las fibras nerviosas del Sistema Nervioso Central. Si la mielina se destruye, la habilidad de los nervios para conducir impulsos eléctricos desde y hacia el cerebro se interrumpe, y este hecho produce la aparición de síntomas.

Según el doctor Fernando Cáceres, médico neurólogo especializado en EM, «como la mayoría de las enfermedades auto-inmunes, es una patología que se da con mayor frecuencia en el sexo femenino, estableciendo una relación de tres mujeres por cada hombre afectado, y comienza generalmente en la segunda o tercera década de la vida».

Esta enfermedad no tiene cura pero sí hay medicación para controlarla, atenuar o espaciar los brotes. De la mayoría de estos brotes, el paciente se recupera favorablemente.

Se recomienda al paciente llevar una alimentación equilibrada y variada, reforzando la ingesta de fibra, vitamina D y calcio, realizar ejercicio físico moderadamente y evitar el sobrepeso, el alcohol y el cigarrillo.

Síntomas de la Esclerosis Múltiple

Si la enfermedad no se detecta a tiempo o se realiza un tratamiento equivocado, el avance de la esclerosis múltiple puede llevar a una discapacidad severa. De ahí la importancia de la atención temprana y de forma adecuada para poder prevenir la discapacidad en caso de que el paciente comience a padecer síntomas.

Entre sus síntomas se pueden enumerar visión doble, disminución de la visión, falta de fuerzas, alteraciones en la sensibilidad, falta de equilibrio, alteraciones esfinterianas, entre otras; aunque en los comienzos se suelen dar recaídas y remisiones, observándose síntomas varios y transitorios alternados con períodos de calma sintomática.

La Esclerosis Múltiple es hoy la segunda causa de discapacidad neurológica en adultos jóvenes, ubicándose detrás de las lesiones traumáticas de encéfalo y médula secundarias causadas por accidentes vehiculares.

Con información de La Nación