Fieles católicos celebran el Día de la Virgen María Auxiliadora

Este 24 de mayo los fieles de la Virgen María Auxiliadora le rinden devoción, quienes acuden a ella con la creencia de que ella les puede evitar peligros y conseguir la salvación.

Virgen María Auxiliadora
Foto: Referencial

San Juan damasceno, en el año 749, fue el primero en propagar la jaculatoria: “María Auxiliadora, rogad por nosotros”. Y repite: la Virgen es “auxiliadora para evitar males y peligros y auxiliadora para conseguir la salvación”.

En el año 1572, el papa San Pío V ordenó que en todo el mundo católico se rezara en las letanías la advocación: “María Auxiliadora, rogad por nosotros”, porque en ese año la Virgen libró prodigiosamente en la batalla de Lepanto a toda la cristiandad que iba a ser destruida por un ejército mahometano.

En 1814, el papa Pío VII, prisionero del general Napoleón, prometió a la Virgen que el día que llegara a Roma, en libertad, lo declararía fiesta de María Auxiliadora. Inesperadamente el Pontífice quedó libre, y llegó a Roma el 24 de Mayo. Desde entonces quedó declarado el 24 de mayo como día de María Auxiliadora.

En 1860 la Santísima Virgen se aparece a San Juan Bosco y le dice que quiere ser honrada con el título de “Auxiliadora”, y le señala el sitio para que construya en Turín, Italia, su Santuario.

Don Bosco ha sido, en la historia de la Iglesia, el gran apóstol de María Auxiliadora. Él solía decir: “Confíen en María Auxiliadora y verán lo que son los milagros”.

Las celebraciones religiosas arrancaron oficialmente el lunes 15 de mayo con la tradicional novena a María Auxiliadora, que culminará con la fiesta del día 24. Los tres días anteriores a esta fecha, se celebra el triduo. Desde muchas de las parroquias confiadas a los Salesianos, alrededor de un centenar en España, saldrán procesiones en las que participarán miles de fieles, como expresión de la piedad popular.

Con información de Nueva Prensa