El mundo sin billetes que emerge junto con el coronavirus

62
pasarela de pagos en linea

Cuando gran parte de la humanidad intenta salir del confinamiento que dejó el coronavirus, surge un mundo sin billetes y sin dinero en efectivo.

Durante la cuarentena los factores económicos realizaron sus transacciones a través del comercio electrónico. El fenómeno parece haber cambiado para siempre los hábitos de los consumidores.

El distanciamiento social que permanecerá tras la pandemia también obliga a los comerciantes a explorar fórmulas para llegar a los consumidores. La realidad indica que el comercio electrónico no es una novedad, pero la digitalización adelantó unos cuantos años lo que muchos economistas vaticinaban.

Puedes leer: ¿Para qué sirve el orgasmo femenino desde una perspectiva evolutiva?

La transición aceleró ese mundo sin billetes. De hecho, los expertos sostienen que los proveedores de pagos online se alzan como los triunfadores tras el coronavirus,

Las compañías que se benefician del comercio electrónico apuestan por una sociedad sin dinero en efectivo. El confinamiento potenció el crecimiento de las ventas minoristas a nivel mundial gracias a las compras por internet.

Según cifras de Bank of America la facturación online representó alrededor del 30% de las transacciones con tarjeta en Estados Unidos durante el mes de mayo. Ello representa un incremento del 15% en comparación con los datos anteriores al confinamiento.

También se observa que personas de edad avanzada cada día se incorporan más al mundo sin billetes. Los pagos digitales se producen a una mayor velocidad tras la crisis sanitaria.

Mundo sin billetes ni efectivo

En España el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) lanzó la propuesta de acabar con los pagos en efectivo.  Presentó un proyecto de ley que espera ser discutido en el Congreso de los Diputados.

El plan que pretende un mundo sin billetes sugiere que el gobierno recaude los impuestos de manera más efectiva. Tras conocerse la propuesta del PSOE, los ciudadanos españoles se han pronunciado por diversas vías para manifestar su opinión.

Algunos mostraron su preocupación sobre lo que consideran podría ser un recurso de control que utilizará el gobierno de España. El economista  español Juan Ramón Rallo señala que la idea de acabar con el dinero en efectivo no es nueva en España. No obstante, estima que la pandemia se ha convertido en el escenario ideal para que la propuesta resurja con nuevos argumentos. Le vino como anillo al dedo al PESOE y como a otros gobiernos de corte de autoritario.

Puedes leer: Buenos Aires entró de nuevo en cuarentena para contener el coronavirus

Señala que bajo la excusa del distanciamiento social eliminar el efectivo cumpliría con propósitos políticos. Dice que el propósito es acabar con libertades civiles y económicas de los ciudadanos.

Otros economistas estiman que en un mundo sin billetes los ciudadanos verán desaparecer sus privacidad en materia económica.