¿El último intento? Quiénes y cómo pretenden detener el Nord Stream 2

163
Nord Stream 2
Compartir
La construcción del Nord Stream 2 finalizó en septiembre y Gazprom ya empezó a llenar el gasoducto para realizar pruebas. Pero antes de que pueda empezar a suministrar el tan necesario gas a Europa, el proyecto energético conjunto de Rusia y Europa Occidental debe recibir la aprobación de los reguladores alemanes y europeos.
Aunque los esfuerzos de EEUU y sus aliados de Europa del Este para detener la construcción de Nord Stream 2 a través de sanciones e intentos de vincular el proyecto a la política exterior rusa han fracasado, existe una última oportunidad para retrasar su puesta en marcha, incluso a costa de la seguridad energética de Europa antes del frío invierno boreal que se avecina.
El 6 de octubre el viceprimer ministro ruso, Alexandr Novak, dijo que la puesta en marcha del gasoducto contribuiría a estabilizar el mercado europeo del gas en medio de la escalada de precios y animó a los reguladores a acelerar la certificación del proyecto.
Estas declaraciones se producen después de que la Agencia Federal de Redes de Alemania (BNA) solicitara a Nord Stream 2 AG, el operador de Nord Stream 2, información sobre el cumplimiento de los requisitos reglamentarios de la Unión Europea y de que el regulador advirtiera que tomaría medidas si no se disipaban las dudas sobre el cumplimiento.

Un portavoz de Nord Stream 2 AG le dijo a Sputnik que el proyecto cumple con todas las normas y reglamentos aplicables.

«Esto también se aplica a la Ley de la Industria Energética Alemana (EnWG), que incorpora la Directiva del Gas de la UE a la legislación alemana», señaló.

¿Qué busca la BNA?

Antes de que el regulador alemán permita que el Nord Stream 2 entre en funcionamiento, necesita cerciorarse de que el operador del gasoducto cumple la normativa de la UE que separa el negocio del transporte del gas y su producción y venta en el marco de la legislación antimonopolio conocida como ‘desagregación’ que se introdujo en 2019.
A mediados de septiembre, la oficina de prensa de la BNA dijo a Sputnik que había recibido toda la documentación necesaria para iniciar la certificación del gasoducto en verano boreal y que el proceso comenzó en septiembre con un proyecto de decisión sobre el asunto que se espera alcance a más tardar en enero de 2022. La UE tendrá entonces 60 días para revisar la certificación y existe la posibilidad de alargar el proceso otros dos meses, hasta mayo de 2022.

¿Buscarán sabotear la certificación?

El 5 de octubre, unos 42 legisladores del Parlamento Europeo escribieron una carta al Comisario de Energía de la UE, Kadri Simson, en la que acusan a Rusia de disminuir deliberadamente el suministro de gas a Europa e instan a Bruselas a adoptar «medidas provisionales» contra Gazprom si Nord Stream 2 comienza a bombear gas antes de obtener la aprobación reglamentaria de la UE. Los legisladores sugirieron que sería necesario un «dictamen claro y contundente de la Comisión en el procedimiento de certificación» antes de que el gasoducto inicie su funcionamiento.
Simson dijo a Reuters que está «investigando las quejas» y afirmó que la «evaluación inicial sugiere que Rusia está cumpliendo sus contratos a largo plazo».
A su vez, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, señaló el mismo día que la escasez de suministros de Rusia es una de las causas principales de la actual crisis de abastecimiento y los altos precios del gas en Europa.
Por su parte, el presidente Vladímir Putin señaló que las exportaciones de gas natural de Rusia iban camino de establecer nuevos récords en 2021, con Gazprom entregando un 15% más de gas a la región en los primeros nueve meses del año que en el mismo momento del año anterior.
Además, subrayó que incluso el tránsito de gas ruso a través de Ucrania ha crecido este año, y Gazprom va camino de superar sus obligaciones de enviar al menos 40.000 millones de metros cúbicos de gas a través del país antes de que acabe el año.

¿Qué puede hacer al respecto el Nord Stream 2?

El operador del Nord Stream 2 podría, en teoría, impugnar las normas de la UE, según el abogado Michal Bobek, asesor del Tribunal de Justicia de la UE. Además, según un análisis de Bloomberg, el operador podría, en teoría, iniciar las entregas a pesar de los riesgos de multas, alegando la escasez de combustible en Europa (aunque hasta la fecha, la empresa se ha comprometido a cumplir estrictamente con todas las normas legales vigentes).
‘Verdes de la envidia’

El resultado del Partido Verde alemán en las elecciones parlamentarias y la posibilidad de que se una a un nuevo gobierno de coalición complican aún más el panorama, ya que la líder de los Verdes, Annalena Baerbock, instó a Berlín a desechar el Nord Stream 2 y acusa a Moscú de agravar la crisis del gas.

Los expertos del mercado están divididos en cuanto a los plazos para la puesta en marcha de Nord Stream 2, algunos pronostican que el gasoducto no entrará en funcionamiento hasta mediados de 2022, pero otros consideran que podría producirse mucho antes.

Noticias Ahora

Puedes seguir leyendo: La UE sanciona a 19 funcionarios venezolanos por las elecciones de diciembre


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en TELEGRAM  y mantente siempre informado.»

noticias de hoy
manzur ramadan dagga