¡Parada obligatoria! Las empanadas de María: un banquete en El Trigal

Pollo, salchicha, guiso, queso llanero, carne mechada o molida, es parte de los rellenos que puedes encontrar al morder las crujientes, jugosas, y bien resueltas empanadas de esta señora. Y si aprovechas de bañarlas con una cremosa salsa de ajo; mientras tomas un dulce guayoyito ó juguito natural, la degustación se convertirá en todo un banquete gastronómico, digno de saborear a cualquier hora. 

Muchos la conocen como “la Señora de las empanadas de El Trigal”, pero su nombre es María Boscán, una humilde barinense de 57 años que encontró en Valencia, su segundo hogar. “La gente de aquí me ha apreciado, me apoyan y me cuidan”, resaltó con una gran sonrisa.

La primera vez

Aunque en sus inicios podía vender hasta 500 empanadas diarias, y ahora solo 60, hay algo que se ha mantenido a lo largo del tiempo, y sus clientes lo certifican: el sabor y el relleno es cada vez mejor. Aunque parezca imposible de creer, María no tiene recetas ni secretos ocultos; todo resultó ser una herencia. Lo confesó en voz baja: “Si te soy sincera yo nunca había hecho empanadas, solo cuando me puse aquí a vender (…) Mi mamá sí las hacía muy bien”.

empanadas
Foto: María Castellano / Noticias24 Carabobo
empanadas
Foto: Noticias24 Carabobo

Cada empanada tiene un costo de 2.500 bolívares, las cuales realiza el mismo día y con ingredientes frescos, y es que, en menos de una hora están listas para venderse, “eso es rápido, cuando uno ya tiene la práctica, eso es rapidito”, resaltó con picardía. Además, algunas veces completa la mercancía con arepas, y cuando se acerca el mes de diciembre, no pueden faltar las hallacas.

Amores que apoyan

Mientras criaba a sus pequeños hijos de un primer matrimonio, conoció en Caracas a un andino que la enamoró, y se convirtió en su apoyo incondicional hasta el sol hoy, “ya no puede trabajar, perdió un ojo hace meses (…) pero él es el que me ayuda, poco a poco, pero me ayuda, a comprar las cosas y a hacer todo”, comentó María, y agregó entre risas: “Está gordo de tantas empanadas”.

empanadas
Foto: Noticias24 Carabobo

Con un termo, una cava y salsas en mano, emprende su viaje desde la Monumental hasta la avenida Mañongo de El Trigal, cruce con calle Autocinema, exactamente en la esquina de la estación de servicio, para iniciar allí su jornada laboral de martes a sábado, desde las 3:00 de la tarde hasta las 12 de la media noche. Y si los clientes lo permiten, el horario puede extenderse un par de horas más. Ya está acostumbrada, pues hace unos años atrás su estadía era hasta las 4 de la madrugada.

“Esto lo es todo”

A veces ha pensado en abandonar este oficio, y dedicarse a otras cosas, como la costura, pero al recordar que gracias a ello logró sacar adelante a sus hijos y su familia, se mantiene firme haciendo lo que mejor sabe hacer: alimentar con sabor y sazón, el corazón. “La gente me dice ‘Lucha, no te dejes vencer’ (…) Esto lo es todo para mí. Me llena estar aquí, me da más fortaleza trabajar”, reafirmó con ilusión.

Así que no importa el clima o las dificultades, desde hace más de 17 años María Boscán ha permitido que sus empanadas bien rellenas sean la excusa perfecta para detenerse a mitad de camino. Y si queda una de queso llanero sin vender, no hay pérdida, esas son sus favoritas.

Redacción: Raquel Almérida / Noticias24 Carabobo

empanadas
Foto: Raquel Almérida / Noticias24 Carabobo