Irán envía su flota más grande de petroleros a Venezuela desafiando las sanciones

608
Irán envía flota a Venezuela - NA
Compartir

Irán envió su flota más grande de petroleros a Venezuela desafiando las sanciones impuestas por el gobierno de los Estados Unidos para ayudar al país venezolano a sobrellevar una escasez de combustible que paraliza la economía, de acuerdo a personas con conocimiento del caso, reseñó Bloomberg en su portal web.

Irán envía flota a Venezuela

Parte de la flotilla de unos 10 barcos iraníes igualmente ayudará a exportar crudo venezolano luego de descargar combustible, dijeron las personas, que pidieron no ser identificadas porque la transacción no es pública.

De acuerdo al portal de bloomberg, la flota actual es casi el doble de la de mayo, cuando la nación venezolana le compró al país persa cinco buques con 1,55 millones de barriles de combustible.

Las exportaciones iraníes a Venezuela tienen tanto carácter político como económico, opinó Hassan Josrojerdi, expresidente de la Unión de exportadores de petróleo, gas y petroquímica de Irán.

Irán comprometido con Venezuela

El especialista notó que “algún país tenía que ayudar a resolver este problema” e Irán resultó el primero en tomar esta iniciativa.

Por supuesto, “el envío de esta gran flotilla a Venezuela también tiene un componente económico para nosotros. Venezuela está bajo las sanciones de EEUU y necesita urgentemente combustible”, dijo.

“Irán, que también está bajo sanciones, envía combustible a otro país que también está sometido a sanciones. Recibe una cantidad correspondiente de dinero de Venezuela a cambio de este combustible sin temor a ser sancionado. Por lo tanto, para Irán, Venezuela es el mejor comprador de combustible”, comentó Hassan Josrojerdi.

Las sanciones norteamericanas impiden a PDVSA no solo comprar gasolina, sino también aditivos, repuestos y contratar servicios para el mantenimiento de sus refinerías.

A pesar de la llegada de estos buques y del incremento de la gasolina, la situación no se ha normalizado en el interior del país; haciéndose más crítica en los estados fronterizos.

En septiembre, Estados Unidos incautó cuatro petroleros cargados en Irán con gasolina para Venezuela y volvió la crisis en Caracas; al tiempo que comenzaron a cerrar estaciones de servicio en el interior del país.

Puedes seguir leyendo: Tribunal Supremo británico decidirá futuro del oro venezolano


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en TELEGRAM  y mantente siempre informado”