Joven mecánico intentó reparar una bomba de gasolina y murió quemado

El hecho se registró hace una semana en su taller mecánico ubicado en el barrio Los Olivos. Familiares contaron que estaba recluido en el Hospital Coromoto y falleció la noche del miércoles, Montiel tenía un hijo de 8 años y su esposa estaba embarazada.

https://www.google.co.ve/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=1&cad=rja&uact=8&ved=0ahUKEwijyvG3va_UAhUE4D4KHYs0CdQQFgglMAA&url=http%3A%2F%2Fwww.eluniversal.com%2Fvida%2F120828%2Fsolo-dos-hospitales-tienen-unidades-de-quemados-idoneas&usg=AFQjCNEseWrGWhSMcfIe0QQvCO-s1yEHag&sig2=AWKEibCO-23xKWRH3U5vgw
Foto: Panorama

Familiares denunciaron en la morgue que en el referido hospital se registró un apagón y que eso causó que el mecánico se quedara sin ventilación, pero esta versión fue rechazada por el director de la Unidad de Quemados, doctor Tulio Chacín.

“La muerte de ese joven mecánico no se debió a ningún apagón, es absolutamente falso. Nosotros tenemos un sistema automatizado que activa la planta de inmediato cuando se registra una falla eléctrica. El paciente Neuro Montiel  tenía 85% de quemaduras de tercer grado en su cuerpo y en esas condiciones a pacientes de este caso se paralizan muchos de sus órganos”, explicó.

Aseguró que en el  “Coromoto” atienden a más de 40 pacientes en la Unidad de Quemados y a todos se les garantiza la atención debida. “Esta es una de las mejores Unidades de Quemados de Venezuela”, sostuvo la tarde de este jueves.

Con información de Panorama