Marcha nacionalista en Jerusalén es desviada tras hechos violentos

36
Marcha nacionalista en Jerusalén - Noticias Ahora
Compartir

La policía israelí ha modificado el recorrido de una polémica marcha de ultranacionalistas judíos en Jerusalén, tras los enfrentamientos en los que resultaron heridas más de 300 personas.

El recorrido original había previsto pasar por la Puerta de Damasco y entrar en el barrio musulmán de la Ciudad Vieja.

Pero la marcha, en honor al día de Jerusalén, se ha modificado para evitar esa zona y dirigirse al Muro Occidental, en el barrio judío, debido al aumento de las tensiones tras los enfrentamientos entre la policía israelí y los fieles musulmanes.

La Sociedad de la Media Luna Roja palestina ha declarado que más de 305 fieles palestinos han resultado heridos y al menos 228 han sido trasladados al hospital tras los actos de violencia registrados esta mañana en el recinto de la mezquita de Al Aqsa.

Al parecer, siete personas se encuentran en estado crítico y la policía ha declarado que 21 agentes han resultado heridos.

Marcha nacionalista en Jerusalén

Un fotógrafo de Associated Press que presenció el enfrentamiento dijo que algunos fieles habían atrincherado las puertas del recinto con tablas de madera y chatarra cuando estalló la violencia hacia las 7 de la mañana, hora local.

Los agentes dispararon gases lacrimógenos y granadas de aturdimiento, algunas de las cuales cayeron dentro del propio recinto, donde al parecer había unas 400 personas.

Las autoridades dijeron que los fieles lanzaron piedras y otros objetos a la policía y a una carretera adyacente donde miles de judíos israelíes se habían reunido para rezar.

Hay un debate sobre quién empezó la violencia de esta mañana.

Ofir Gendelman, portavoz del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, afirmó en un tuit que «los palestinos extremistas planearon con mucha antelación llevar a cabo disturbios» en el lugar sagrado.

Añadió que Israel garantiza la libertad de culto, pero «no la libertad de amotinarse y atacar a personas inocentes».

«Incursión brutal» en Al Aqsa

Por su parte, Nabil Abu Rudeineh, portavoz del presidente palestino Mahmud Abbas, acusó a las «fuerzas de ocupación israelíes» de llevar a cabo una «incursión brutal» en Al Aqsa.

En otros actos de violencia, manifestantes palestinos lanzaron piedras contra un vehículo israelí que circulaba a las afueras de las murallas de la Ciudad Vieja.

El conductor pareció perder el control y chocó contra un transeúnte. La policía dijo que dos pasajeros resultaron heridos.

Cientos de palestinos y unas dos docenas de policías han resultado heridos en incidentes similares en los últimos días.

El recinto de la mezquita de Al Aqsa, conocido por los judíos como el Monte del Templo y por los musulmanes como el Noble Santuario, está considerado el lugar más sagrado del judaísmo y el tercero del Islam.

En el pasado ha sido escenario de la violencia entre israelíes y palestinos.

Las tensiones en la ciudad son especialmente elevadas cuando Israel celebra el lunes el Día de Jerusalén, su celebración anual de la toma de Jerusalén Este, y la Ciudad Vieja amurallada que alberga lugares sagrados musulmanes, judíos y cristianos, en una guerra de 1967.

La policía prohibió a los judíos visitar el recinto de Al Aqsa para celebrar el día, en un esfuerzo por rebajar las tensiones.

Dijeron que la decisión de desviar la tradicional marcha del Día de Jerusalén se había tomado por indicación;de los dirigentes políticos del país.

Este año la marcha coincide con el mes sagrado musulmán del Ramadán, una época de mayor sensibilidad religiosa.

En una reunión especial del gabinete antes del Día de Jerusalén, Netanyahu dijo el domingo que Israel «no permitirá;que ningún extremista desestabilice la calma en Jerusalén».

«Haremos cumplir la ley y el orden con decisión y responsabilidad», dijo.

«Seguiremos manteniendo la libertad de culto para todos los credos, pero no permitiremos disturbios violentos».

Al mismo tiempo, añadió: «Rechazamos rotundamente las presiones para no construir en Jerusalén».

Llamado internacional

El Reino Unido ha hecho un llamamiento a la calma ante los actos de violencia del lunes por la mañana.

James Cleverly, ministro para Oriente Medio y el Norte de África, dijo en un comunicado: «El Reino Unido hace;un llamamiento a la calma y pide que se ponga fin a la violencia presenciada en Jerusalén en los últimos días.

«Todas las partes deben rebajar las tensiones en los últimos días del Ramadán».

Estados Unidos, por su parte, ha reiterado su «grave preocupación» por la situación.

Washington lo hizo saber durante una llamada telefónica entre el asesor de seguridad nacional Jake Sullivan y su homólogo israelí. Marcha nacionalista en Jerusalén

Sullivan instó a Israel a «adoptar las medidas adecuadas para garantizar la calma durante las conmemoraciones;del Día de Jerusalén», según un comunicado de la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Emily Horne.

El Consejo de Seguridad de la ONU ha programado consultas a puerta cerrada sobre la situación. Los diplomáticos dijeron que la reunión fue solicitada por Túnez, el representante árabe en el Consejo. Marcha nacionalista en Jerusalén

Puedes seguir leyendo: Segunda noche de enfrentamientos en Jerusalén deja más de 90 heridos


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en TELEGRAM  y mantente siempre informado.»

noticias de hoy
manzur ramadan dagga