¡Placer sexual! Entérate cuáles son los mitos sobre el sexo oral

x

El sexo oral se ha hecho más frecuente en las relaciones sexuales y es que para nadie es un secreto que realizar esta práctica sexual antes de las penetraciones satisfacen la vida intima de la pareja. Pero ¿qué tanto sabes del sexo oral?, posiblemente no mucho en profundidad, conoce aquí los mitos de este erótico acto.

Foto: Referencial

Aunque no lo creas existe un sinfín de mitos sobre el sexo oral, ya que desde hace unos años a la fecha esta actividad se ha popularizado mundialmente.

Te puede contagiar de sífilis

La sífilis es causada por la bacteria Treponema pallidum, que provoca úlceras en los órganos sexuales y manchas rojas en el cuerpo, por lo que es más fácil que te contagies por este medio que por una relación sexual tradicional.

¿Cepillarle los dientes antes de tener sexo oral puede contagiarte de VIH?

Tener diminutas heridas en la boca tras cepillarse los dientes, y luego practicar sexo oral, no representa ninguna amenaza, pues estas heridas no proporcionan suficiente acceso al torrente sanguíneo. El VIH raramente se transmite a través de la boca, porque la saliva contiene una enzima que previene que el VIH se transmita.

Foto: Referencial

Reducir el riesgo a la preeclampsia

Las mujeres embarazadas que realizan relaciones a su pareja pueden disminuir el riesgo de sufrir preeclampsia. Un estudio publicado en la revista The Journal of Reproductive Immunology encontró en las mujeres una fuerte correlación entre una disminución de la incidencia de preeclampsia y la frecuencia con que una mujer practicaba el sexo oral.

Puede causar cáncer

Desafortunadamente este mito es real, según un estudio publicado por la revista The Journal of Clinical Oncology se asegura que la proporción de cánceres asociados con el virus del papiloma humano (VPH) aumentó del 16% al 72% desde finales de los 80 hasta principios de 2000. Las enfermedades de transmisión sexual pueden causar verrugas genitales o presentarse sin síntomas. Pero, si no se tratan, también pueden causar cánceres de cuello de útero, de ano, pene, vagina, cabeza y cuello, entre muchos otros.

Con información de Emedemujer