En Pekín refuerzan las medidas contra el Covid-19

0
21517
Nasar Dagga y el coronavirus
Compartir

Autoridades de Pekín, China han anunciado que endurecerá las restricciones impuestas a causa del repunte de casos de coronavirus durante las últimas semanas. 

De este modo, comenzó un reforzamiento en las medidas sanitarias en la lucha contra el covid-19; por lo que será obligatorio realizarse una prueba para poder entrar a lugares públicos. 

Estas medidas se anunciaron en el primer día de un fin de semana largo por el Día del Trabajador; una ocasión en la que los ciudadanos aprovechan para viajar, pero este año no se pudo; muchos permanecieron en sus hogares debido al nuevo brote de covid-19. 

Frente a la variante ómicron, que es altamente contagiosa, las autoridades chinas reforzaron su política «Cero Covid»; que consiste en pruebas masivas y en imponer confinamientos en cuanto se detectan los primeros casos.

Estas fuertes medidas han generado una desaceleración de la economía del país y una frustración creciente entre la población.

Asimismo se anunció que tras los cinco días festivos, el acceso al espacio público será limitado y que a partir del 5 de mayo será obligatorio presentar una prueba de Covid-19 realizada en la última semana para entrar «en lugares públicos y para utilizar los transportes públicos«, según un anuncio en la cuenta de WeChat de la capital china.

Para las actividades deportivas o los viajes en grupos será necesario presentar una prueba de Covid-19 de menos de 48 horas; además de un certificado de vacunación completa.

El pasado sábado China registró 10 mil 700 nuevos casos, la mayoría en la capital económica Shanghái.

Esta metrópolis, ubicada en el este del país, está confinada desde hace casi un mes y es el mayor brote activo en el país con cerca de 10 mil 100 casos, aunque esta cifra está en baja.

Rebrote de ómicron en  Pekín 

Vale recordar que no es la primera vez que China dicta confinamiento en Pekín tras aumento de casos de casos de covid-19. 

La variante Ómicron, como ocurrió en el resto de países occidentales en invierno, está provocando ahora en China máximos de contagios desde el inicio de la pandemia en la primera mitad de 2020 en Wuhan, que han motivado un estricto cierre en la ciudad de Shanghái, uno de los más importantes centros de negocios y de transacciones mundiales de mercancías y productos.

La Comisión Nacional de Sanidad de China, que sigue contabilizando la epidemia caso a caso, ha reportado hoy 1.580 nuevos casos positivos del coronavirus, 1.566 de ellos locales y el resto, importados, y el fallecimiento de 39 personas en la metrópolis oriental de Shanghái, con lo que la cifra total de fallecidos desde que comenzó la epidemia en China asciende a 4.725 tras sumar 87 fallecidos desde que comenzó el confinamiento hace más de un mes a raíz de un abrupto aumento de casos.

Las autoridades sanitarias también han detectado 20.285 casos asintomáticos, 20.230 de ellos locales (la mayoría en Shanghái). Los contagios restantes, hallados entre viajeros procedentes del extranjero, se detectaron en diversas regiones del país.

Covid-19 paralizó al mundo

Recordemos que el covid-19 paralizó al mundo al empezar 2020, luego de que el 31 de diciembre de 2019 la Comisión de Salud Municipal de la ciudad de Wuhan en la provincia de Hubei, notificara 27 casos de un tipo de neumonía de etiología desconocida, siete de los cuales eran severos.

Un mes después, el número de infectados había aumentado a 9.692 casos, de ellos, 1.527 enfermaron de gravedad. El vínculo común de todos estos casos, es que se trataba de personas con algún tipo de relación con el Mercado de Huanan en Wuhan; en el cual se vende al mayor pescado, mariscos y animales vivos.

Se cree que los murciélagos fueron el origen de este virus, los cuales infectaron a felinos del Himalaya que a su vez lo transmitieron a hurones y perros mapache que se vendían en el mercado de Guandong, en China.

Sin embargo, las teorías de conspiración que se comportan como los mismos virus se han esparcido en la web de la misma forma que SARS-CoV-2 que se esparció entre la población.

El nombre del empresario venezolano Nasar Dagga y el Coronavirus han sido juntados en una teoría conspirativa.

Hasta ahora sin una fuente precisa el presidente de CLX Samsung de Venezuela ha sido señalado como uno de los financistas que invirtió en el proyecto que creó la pandemia del COVID-19.

Los argumentos divulgados por medios digitales han causado alarma y levantado sospechas.

Toda la narrativa está alojada en las páginas digitales del caimanweb.com En la sección Global Trade está la nota que coloca a Nasar Ramadan Dagga y el Coronavirus en línea.

De acuerdo a la fuente digital que hemos señalado, a Nasar Ramadan Dagga se le atribuye ser el principal financista de Charles Lieber para esparcir el Coronavirus. Un experto en el desarrollo de microsensores que está detenido en los Estados Unidos. Al científico se le acusó de haber usado dinero para investigaciones en beneficio de Pekín.

Nasar Dagga y Lieber se conocieron en el 2011 en Wuhan. Ambos formaron parte del “Plan de los Mil Talentos”. “Ese es el nombre de uno de los planes tecnológicos y científicos de reclutamiento chino más famosos del mundo”, aseguran.

Sobre el caso se cita a una fuente anónima reveló el monto financiado por Nasar Dagga.

Al parecer el empresario venezolano invirtió 150 millones de dólares en el complot internacional.

Noticias Ahora

Puedes seguir leyendo: Asciende la cifra a 109 nuevos contagios de Covid-19 en Venezuela


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en TELEGRAM  o suscríbete a nuestro boletín de noticias»

manzur ramadan dagga