Nicolás Maduro: “Diego vivirá en nosotros para siempre”

174
Maduro dedicó palabras a Maradona - NA
Compartir

Este jueves el presidente de la República, Nicolás Maduro compartió un documento en el que expresa sus más sentidas palabras de condolencias a familiares y al pueblo argentino por la partida física de Diego Armando Maradona, quien falleció en horas de la tarde de miércoles 25 de noviembre.

Maduro dedicó palabras a Maradona

“Comparto estas palabras que envío al pueblo argentino y que expresan el dolor que sentimos los venezolanos y las venezolanas por la partida física de nuestro gran amigo y hermano, Diego. Un inmenso abrazo y amor infinito a sus hijas, hijos y familiares”, expresó el mandatario a través de Twitter.

En el documento, el presidente destacó el legado deportivo que el astro del futbol dio al mundo y a su fanaticada. Del mismo modo, el líder recuerda a un Maradona político y humano, que no se vendió a factores imperiales; por el contrario siempre resultó partidario de los ideales progresistas y liberadores.

Por último, dio las gracias por su apoyo a su gobierno desde que era comandado por el presidente Chávez, hasta el presente.

“Hablo del Digo de los Pueblos, del Diego leal a sus orígenes, del Diego de los niños, del Diego que vivirá en nosotros y en nosotras para siempre: el hijo de Fidel, el hermano de Hugo y Evo, mi hermano. El Diego que no ocultaba su infinito amor por Venezuela, el Diego que fue un defensor irreductible de la Revolución Bolivariana, el orgulloso Chavista”, finalizó.

A continuación, el texto íntegro:

Caracas, 25 de noviembre de 2020

Estimados

Familiares y Pueblo Argentino

Con el más hondo pesar escribo estas líneas: hemos recibido un golpe demoledor en nuestros sentimientos. Ha desaparecido físicamente un amigo, un hermano: un Gigante dentro y fuera de la cancha. El Pueblo de Venezuela está de corazón junto a ustedes, sus hijas e hijos, y junto al hermano Pueblo argentino.

Desde el inicio de su carrera, sí fue claro que Diego iba a hacer historia en la cancha y vaya que la hizo. Con la Albiceleste y con todos los clubes en los que jugó, escribió literalmente páginas de oro, páginas imborrables.

Estoy entre quienes consideran a Diego el más Grande Futbolista de todos los tiempos: hay un antes y un después de Maradona, un antes y un después del crack de la prodigiosa zurda, del artista inigualable, del Barrilete Cósmico que sigue y seguirá volando alto.

Rebelde, irreverente, pero sobre todo un genuino patriota, un indoblegable combatiente por la causa de la unidad de la Patria Grande. Yo quiero evocar al Diego que se convirtió en uno de los grandes enterradores del ALCA allá en Mar del Plata en Noviembre de 2005: allí estuvo, junto a nuestro Comandante Eterno, demostrando su condición de adalid de la dignidad.

En realidad y en verdad, el Pibe de Oro de América se ganó merecidamente el amor de nuestros Pueblos. Diego no sólo nos deja un extraordinario legado futbolístico: nuestro Pelusa encarna un legado humano y político tan luminoso como imperecedero.

Hablo del Diego de los Pueblos, del Diego leal a sus orígenes, del Diego de los niños, del Diego que vivirá en nosotras y en nosotros para siempre: El hijo de Fidel, el hermano de Hugo y Evo, mi hermano. El Diego que no ocultaba su infinito amor por Venezuela, el Diego que fue un defensor irreductible de la Revolución Bolivariana, el orgulloso chavista.

Reciban un infinito abrazo del Pueblo de Bolívar y Chávez que lleva a Diego en su corazón.

Puedes seguir leyendo: Maduro propuso hacer un juicio público a diputados actuales en próxima AN


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en TELEGRAM  y mantente siempre informado”