El Papa Francisco se reúne con Ayatolá Ali al-Sistani, lider chiíta de Irak

Papa Francisco se reúne con Ayatolá Ali al-Sistani - Noticias Ahora
Compartir

El Papa Francisco mantuvo el sábado un encuentro histórico con el principal clérigo chiíta de Irak, el Gran Ayatolá Ali al-Sistani, en un poderoso llamamiento a la coexistencia en una tierra desgarrada por el sectarismo y la violencia.

El encuentro de Francisco en la ciudad sagrada de Nayaf, en el marco de una gira relámpago y arriesgada por Irak, supuso la primera vez que un Papa se reúne con un clérigo chií de tan alto rango. Los niños se alinearon en una calle y agitaron banderas iraquíes y vaticanas ante el líder de los católicos del mundo.

El pontífice ha visitado países predominantemente musulmanes como Turquía, Jordania, Egipto, Bangladesh, Azerbaiyán, los Emiratos Árabes Unidos y los territorios palestinos, aprovechando esos viajes para hacer un llamamiento al diálogo interreligioso.

Tras su reunión de 55 minutos con Sistani, Francisco se dirigió a las ruinas de la antigua Ur, en el sur de Irak, venerada como el lugar de nacimiento de Abraham, padre del judaísmo, el cristianismo y el islam.

Está previsto que pronuncie un discurso en un encuentro interreligioso. Tras volar de vuelta a Bagdad, se espera que oficie una misa en la catedral caldea de San José. Sistani es una de las figuras más importantes del Islam chiíta, tanto dentro como fuera de Irak. Ejerce una enorme influencia en la política.

Sus edictos enviaron a los iraquíes a las urnas libres por primera vez en 2005, reunió a cientos de miles de hombres para luchar contra el Estado Islámico en 2014 y derrocó a un gobierno iraquí bajo la presión de las manifestaciones masivas en 2019.

Reunión del Papa con Sistani

Sistani, de 90 años, rara vez acepta reuniones y ha rechazado las conversaciones con los actuales y anteriores primeros ministros de Irak, según funcionarios cercanos a él. Sistani aceptó reunirse con el Papa con la condición de que ningún funcionario iraquí estuviera presente, dijo una fuente de la oficina del presidente.

El encuentro con Francisco tuvo lugar en la humilde casa que Sistani tiene alquilada desde hace décadas, situada en un estrecho callejón de Nayaf.

Sistani, un clérigo ascético de estatura casi mítica entre millones de seguidores chiíes, intervino en momentos críticos cuando Irak se tambaleaba de una crisis a otra. Sistani, una figura enjuta, trabajaba desde su espartana base cerca del santuario del Imam Alí, de cúpula dorada, en Nayaf.

Rara vez se le veía en público. El Papa Francisco inició el viernes su viaje más arriesgado al extranjero, volando a Irak en medio de las mayores medidas de seguridad jamás vistas para una visita papal, con el fin de hacer un llamamiento a los líderes y al pueblo del país para que pongan fin a la violencia militante y a las luchas religiosas.

El país ha desplegado miles de efectivos de seguridad para protegerle durante la visita, que se produce tras una serie de ataques con cohetes y bombas suicidas y un aumento de los casos de COVID-19.

Solidaridad en Irak

Francisco dijo que realizaba el viaje para mostrar su solidaridad con la devastada comunidad cristiana;de Irak, que cuenta con unos 300.000 miembros, apenas una quinta parte de los que había;antes de la invasión estadounidense de 2003 y de la brutal violencia militante islamista que le siguió.

El Papa Juan Pablo II estuvo a punto de visitar el país, pero tuvo que cancelar un viaje previsto en el año;2000 tras el fracaso de las conversaciones con el gobierno del entonces líder Saddam Hussein.

Francisco, de 84 años, cojeando por lo que parecía ser un nuevo brote de su dolorosa ciática, hizo un;apasionado llamamiento a los iraquíes para que den por fin una oportunidad a los pacificadores;durante una reunión de funcionarios y diplomáticos iraquíes en el palacio presidencial. El Papa Francisco se reúne con Ayatolá Ali al-Sistani,

Más tarde rindió homenaje a las personas muertas en atentados motivados por la religión, visitando una iglesia;de Bagdad en la que pistoleros islamistas mataron a unos 50 fieles en 2010. La seguridad de Irak ha mejorado desde la derrota del Estado Islámico en 2017, pero el país sigue siendo un;escenario de ajustes de cuentas a nivel mundial y regional, especialmente de una amarga;rivalidad entre Estados Unidos e Irán que se ha desarrollado en suelo iraquí.

La invasión estadounidense de 2003, tras años de sanciones internacionales y una devastadora guerra;con Irán instigada por el antiguo líder Saddam Hussein en la década de 1980, sumió a Irak en un conflicto;sectario y en una mala gestión crónica que lo ha asolado desde entonces. El Papa Francisco se reúne con Ayatolá Ali al-Sistani,

Puedes seguir leyendo: Abatido líder del Estado Islámico en Irak en ataque aéreo estadounidense


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en TELEGRAM  y mantente siempre informado”

noticias de hoy
manzur ramadan dagga