¡Sin láminas de pasta! Jugoso pastel de pollo con salsa de queso

x

Esta platillo puede ser la opción perfecta para compartir en familia. Toma nota, sigue el paso a paso y prepara un delicioso pastel de pollo con salsa de queso gratinado, sin necesidad de tener láminas de pasta. 

Foto: Referencial

Ingredientes 

Para la base:

  • ½ taza de aceite
  • 4 papas
  • 1 cebolla
  • 1 huevo
  • ½ taza ricota
  • 1 cucharada ajo en polvo
  • 1 cucharadita sal

Para el relleno:

  • 1 cebolla
  • 1 pimiento
  • 1 rama celery
  • ½ ajo porro
  • 1 pechuga pollo
  • ½ cucharada de tomillo
  • 1 cucharadita sal
  • 1 cucharadita de pimienta
  • 1 ½ cucharada pasta de tomate

Para la salsa de queso: 

  • 1 cucharada mantequilla
  • ¼ taza cebolla finamente picada
  • ¼ taza de ajo porro finamente picado
  • 1 taza leche
  • Sal
  • Pimienta
  • ½ taza queso parmesano

Preparación

La base:

En un horno precalentado a 180 grados colocamos una fuente refractaria vacía. Precalentamos una sartén a fuego medio alto y agregamos el aceite.

Procesamos poco a poco la papa y la cebolla cortadas en cuarto. Llevamos la mezcla a un bol, agregamos el huevo, queso, ajo y mezclamos, le agregamos el aceite caliente y mezclamos nuevamente hasta que todo esté bien incorporado.

Retiramos el refractario caliente del horno y vertemos la mezcla, y regresamos la preparación al horno. Hasta que este cocida.

Retiramos del horno y añadimos el relleno sobre nuestra base, bañamos con la salsa de queso y coronamos con queso parmesano. Volvemos al horno esta vez en modo gratinador hasta que dore.

Para el relleno: 

En un sartén precalentado a fuego medio agregamos 2 cucharadas de aceite de oliva. Cortamos finamente la cebolla, el pimiento, el celery, el ajo porro y lo agregamos al sartén.

Aislamos los ingredientes hacia los bordes del sartén buscando dejar el centro con suficiente espacio para cocinar el pollo. Agregamos el pollo picado en cuadros y dejamos cocinar, agregamos sal, pimienta, pasta de tomate y reservamos.

Salsa de queso:

En una olla agregamos la mantequilla, la cebolla y el ajoporro, hasta que estén traslúcidos
Colocamos la leche, sazonamos con un toque de sal y un punto de pimienta, dejamos que se caliente y antes que rompa el hervor agregamos el queso parmesano.

Con información de Todo un Chef