Una pediatra y su hermano fueron asesinados en su propia casa

La madrugada de este viernes, fueron asesinados la pediatra Bianca Ginesa Arapé (68), y su hermano Guillermo Arapé (58), así lo dio a conocer este sábado, un funcionario del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

Pediatra
Foto: Diario la Verdad

El hecho tuvo lugar en su propia casa, durante una fiesta. Aunque en principio, se manejaba como linea de investigación, el crimen pasional, otros medios señalan que el principal fue la resistencia al robo, así lo indicaron oficiales del cuerpo detectivesco ligados al caso.

“La vivienda signada con el número 13A-75  de la urbanización Maracaibo, propiedad de los hermanos es de dos plantas. En la parte de abajo había una fiesta. Había al menos cinco hombres aparte del señor (Guillermo) Arapé. Estaban ingiriendo licor. La doctora Bianca descansaba en la parte superior del inmueble. Eran aproximadamente las 11:00 de la noche del jueves” dijo el informante.

Por su parte vecinos del sector, aseguran haber escuchado la música con  alto volumen hasta la 1:00 de la madrugada. De allí en adelante lo que sucedió es un misterio.

“Escuché la música bastante alta, luego a lo lejos como unos gritos, pero no le prestamos mucha atención ya que es común que ladrones ingresen a las casas a robar. Tuvimos miedo”, narró, la mañana de este sábado,  una vecina que  prefirió el anonimato.

Ese viernes, uno de los tres hijos de la pediatra neonatóloga llegó a la casa a las 8:00 de la mañana. “Siempre llega a la misma hora, le trae comida a su madre, se baña, se viste y sale a trabajar”, continuó la vecina.

Esa mañana  fue distinta. Los gritos del hijo de la médica alertaron a todos en la calle 61A de la referida urbanización. El hombre halló muerto a su tío en la parte de abajo. Tenía un fuerte golpe en la cabeza y el cuerpo quedó boca abajo. Su madre yacía muerta en la parte de arriba. Boca arriba y tenía un cable de teléfono en el cuello. Había sido estrangulada.

Seguidamente, la novedad fue alertada a los detectives del Cicpc. Llegaron al lugar y luego de recolectar las evidencias correspondientes, procedieron a interrogar al hijo. Ayer rendía declaraciones en el cuerpo policial.

Presumen que haya actuado en complicidad con los otros cuatro hombres que allí lo acompañaban. Hasta el mediodía de ayer,  los cuerpos   permanecían en la morgue de LUZ.

La pediatra, fue descrita como “una persona amable y optimista. Excelente profesional”. Del hermano se pudo conocer que trabajaba en un panadería, al  norte de Maracaibo. “Era muy callado. No saludaba a nadie”.

Los uniformados continúan con las investigaciones para dar con el paradero de los asesinos.

Con información de Panorama


«Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en nuestra cuenta de Twitter https://twitter.com/noticias_ahora_  y mantente siempre informado»