Duelo invadió Playboy por la muerte de su fundador Hugh Hefner

Hugh Hefner, el fundador de la revolucionaria revista Playboy en 1953, que respaldó canales de televisión, produjo cine y se convirtió en una figura del jet set hollywoodense, falleció por causas naturales a los 91 años, en su mansión ubicada al oeste de Los Ángeles.

playboy
Foto: Referencial

Hefner, nació en Chicago, el 9 de abril de 1926. Al momento de su muerte estaba acompañado por sus cuatro hijos y su tercera esposa, Crystal Harris, con quien se había casado en el 2012.

El magnate tenía planificado que sus restos sean depositados en el Westwood Memorial Park, donde también descansa Marilyn Monroe, fue responsable de una auténtica revolución sexual a través de un medio gráfico que coincidió con la aparición de los tratamientos anticonceptivos farmacéuticos.

Si bien hace varios años su salud se venía deteriorando, pudo fallecer en su famosa mansión llena de historias, a pesar de haberla vendido en 2016, con la condición de poder vivir allí hasta su último suspiro, según informó el portal de la revista Variety.

Fue redactor de un periódico militar mientras estaba reclutado, antes de estudiar psicología en la universidad y ser contratado por la revista Esquire, hasta que en 1953, y con una mínima inversión de 600 dólares reunidos por un grupo de amigos lanzó Playboy, que incluía una foto desplegable de una muy joven y de hecho casi desconocida Marilyn Monroe desnuda, que logró vender 53.000 ejemplares, para luego contratar a fotógrafos profesionales de alto vuelo artístico y a escritores de peso.

Después de divorciarse de su primera esposa (1959), condujo el programa televisivo de entrevistas «Playboy’s Penthouse», antes de inaugurar los primeros Playboy’s Club, que llegaron a tener 40 locales en todo el mundo.

Para el año 1963, y a raíz de una campaña moralista, Hefner fue a prisión señalado por la «obscenidad» de su publicación, pero por poco tiempo ya que fue absuelto, tras lo que impulsó la Fundación Playboy para luchar contra la censura y apoyar la investigación sobre la sexualidad, y en 1969 se convirtió en entrevistador del innovador programa «Playboy After Dark», que batió récords de rating en su país.

Sin duda, fue un auténtico playboy, y él mismo tuvo relaciones «cuerpo a cuerpo» con mujeres que fueron íconos de su revista, las famosas «chicas Playboy», hasta su casamiento con Kimberley Conrad en 1969, cuando ya tenía 60 años, matrimonio que terminó dos décadas después.

Desde 1969 se lo vinculó a varias de las mujeres que convivían con él en su mansión, que tres décadas y media despúes daría lugar al reality show «The Girls Nex Door», chicas bonitas y sensuales como Kendra Wilkinson, Shannon Tweed, Barbi Benton y Carrie Leigh, con las que terminaría enfrentándose legalmente.

Con información de Diario Uno