¿Qué es el Peaking y por qué aseguran que mejora el orgasmo?

816
Qué es el Peaking - Noticias Ahora
Compartir

Comúnmente pensamos en una relación sexual como una carrera hacia el orgasmo. En esta premisa hay un error: el concepto ‘carrera’.

¿Cuánto tiempo le dedicamos a nuestras relaciones sexuales? Normalmente poco. Y esto es un error generalizado. Una de las características del slow-sex es reivindicar cada paso erótico del acercamiento como pieza fundamental para construir el placer. O lo que es lo mismo, hacer de los preliminares un elemento más de éxtasis.

Esto no quiere decir que el orgasmo no sea importante. En el slow-sex, los genitales pasan a un segundo plano, y cada zona erógena de nuestro cuerpo se reparte el protagonismo en la búsqueda de la satisfacción sexual. En palabras de sexólogos, el acto sexual también es una caricia o una conversación, quizás en un nivel menos intenso de placer, que nos ayudan a edificar un encuentro sexual orgásmico en cada detalle.

Derivado de la filosofía del ‘sexo sin prisas’, llegamos al peaking, una técnica que puede ayudar exponencialmente a ti y a tu pareja a disfrutar más en la cama. Y sí, si sabes orquestarlo, ambos disfrutarás de un sexo más placentero y serás mejor en la cama.

¿Qué es el peaking?

En ese sentido, el peaking es una práctica que puede permitir empezar a disfrutar de ese recorrido, dedicando tiempo suficiente a las relaciones sexuales y olvidarse por un momento de la idea de que la única pieza importante del sexo es el orgasmo.

Llegar al placer máximo es importante, pero no debe ser el único objetivo, pues el disfrute se debe distribuir en todas las zonas erógenas del cuerpo más allá de los genitales.

Esta técnica puede ayudar significativamente a mejorar el desempeño en la intimidad y a tomar el control de los orgasmos.

De este modo, el peaking consistirá en frenar tantas veces como sea posible la llegada al orgasmo. Así, una vez que este llegue, las sensaciones serán cada vez más potentes y descubrirás nuevas percepciones corporales y eróticas que antes no habías conocido.

Por supuesto, es un ejercicio que se puede poner en práctica en pareja. De hecho, ayudará a mejorar la comunicación durante las relaciones sexuales, y será un gran aliado para cuidar física y emocionalmente del vínculo.

¿Cómo hay que hacerlo?

Para llevar a buen puerto esta técnica hay que saber controlar el subidón orgásmico siendo consciente de su existencia, y estar atenta a lo que el cuerpo te dice. Para que los resultados sean satisfactorios es preciso practicarlo y cuando se nota que se está llegando al clímax quitar el pie del acelerador. El ejercicio se basa en refrenar la progresión hacia el orgasmo.

Para practicar correctamente el peaking debes estar relajada para poder disfrutarlo al máximo. Es importante realizar profundas inspiraciones y contraer el perineo. A la hora de expirar, relaja todos tus músculos y notarás cómo la sensación de placer te recorre el cuerpo.

Para dominar bien esta técnica, es importante repetirla y practicarla siempre que se pueda.

Beneficios del peaking

Disminuye el estrés.

Previene la eyaculación precoz.

Fomenta el autocontrol.

Ayuda a progresar en autoconocimiento erótico.

Potencia las sensaciones del orgasmo.

Mejora la comunicación en pareja.

Cuidado del vínculo en pareja.

Noticias Ahora 

Puedes seguir leyendo: 10 sencillas formas de innovar en la cama e impresionar a tu pareja


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en TELEGRAM  y mantente siempre informado.»

noticias de hoy
manzur ramadan dagga