¿Qué es el squirting y cómo lograrlo?

536
Qué es el squirting - Noticias Ahora
Compartir

Muchas han escuchado alguna vez el término ‘squirting’, pero ¿sabes realmente cómo se produce esta eyaculación femenina y cómo conseguirla?

¿Qué es el squirting?

Proviene de la palabra “squirt”, que  en nuestro idioma significa “chorro”, y hace referencia a la eyaculación femenina, caracterizada por la descarga abundante de líquido.

Cuando algunas mujeres alcanzan el clímax, experimentan de manera involuntaria una descarga de líquidos similar a la orina, y esto es lo que se conoce como squirting.

La excreción no se debe confundir con la eyaculación normal (en la que la mujer expulsa una pequeña cantidad de líquido espeso o lechoso), sino que se debe referir a la expulsión de líquido acuoso que se libera, literalmente, “a chorros”.

Según información publicada en International Urogynecology Journal, la eyaculación femenina proviene de las glándulas de Skene, las cuales están ubicadas alrededor de la llamada próstata femenina, cuya función es recoger la lubricación para luego transportarla por los canales directos de la uretra.

Por su parte, y de acuerdo a esta misma publicación, el squirting es la expulsión transuretral orgásmica de décimas de milímetros de una forma de orina que contiene diversas concentraciones de urea, creatinina y ácido úrico.

Algunas mujeres no lo han experimentado nunca y otras, al hacerlo de manera involuntaria, se han sentido verdaderamente sorprendidas en un momento embarazoso. Sin embargo, el squirting sí es protagonista en el cine de adultos cuando la actriz expulsa un chorro ingente de líquido coincidiendo con el orgasmo.

Cómo experimentar un squirting

Si bien su consecución no tiene que ser un objetivo, intentarlo puede ser un juego de placer sola o en compañía que culmine o no con el squirting pero que en todo caso permita descubrir más estímulos ya que se trata de una manifestación sexual más que no está siempre ligada al orgasmo. Es decir, puede producirse sin llegar al clímax, puede producirse a la vez que el orgasmo o puede llegarse a la máxima excitación sin squirting.

En cualquier caso, para conseguirlo es imprescindible estar relajada, conocer la técnica y mucha, mucha excitación. El tiempo y la dedicación, las caricias y la excitación a flor de piel son el primer paso antes de pasar a la estimulación genital. Aunque se puede experimentar mediante la penetración, la estimulación del punto G y del clítoris combinados de forma manual o con juguetes diseñados para ese fin lo harán más sencillo.

Cuando estás a punto de alcanzar un squirt, experimentas una sensación similar a cuando quieres orinar. No te detengas, sigue relajada hasta que consigas liberarlo.

Y si al final no se consigue, seguro que habrás disfrutado en el camino.

Puedes seguir leyendo: ¿Cuántas veces pensamos en sexo durante el día?


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en TELEGRAM  y mantente siempre informado.»

noticias de hoy
manzur ramadan dagga