Atrévete a preparar esta nutritiva bebida: «Horchata de ajonjolí»

El ajonjolí o semillas de sésamo, es una pequeña semilla muy nutritiva proveniente de una planta herbácea, traída del África (su nombre africano “benne”) hacia América durante la época de la conquista. Esta era uno de los gustados ingredientes en la cocina africana, incorporada a bebidas, como condimento o espesante.

horchata-33
Foto: Referencial

En los países latinoamericanos, este ingrediente importado se hizo popular para la elaboración de la “Horchata” o agua de ajonjolí, y no podía faltar su integración en la realización de dulces como galletas y turrones, cosa que ademas tiene su raíz en la cultura árabe.

El tostar la semilla realza su sabor, y se dice que facilita su digestión y absorción de los nutrientes por el organismo. Es muy alta en calcio, por lo que el agua de ajonjolí podría sustituir a la leche de vaca para las personas con intolerancias a la misma (no para los bebes).

Esta también ayuda a reducir el colesterol, es un revitalizante, se cree anti-inflamatoria por su alto contenido en grasas omega 3, aumenta el sistema auto-inmune.

¿Cómo podemos realizarla?

Para poco mas de 1 Litro (4 porciones);
1 taza de semillas de ajonjolí o sésamo, blancas
1 litro de agua
Papelón (panela, piloncillo, rapadura) o miel al gusto
Canela en polvo al gusto

Para preparar esta bebida, se recomienda tostar la semilla (otorga un sabor mas fuerte). Se coloca en una bandeja amplia en el horno a 350 grados Farenheith, y allí se deja tostar removiéndola de vez en cuando por unos 25 minutos, es importante no dejarla quemar. Se saca de horno y se pasa a un envase en donde se le deja refrescar.

Se debe moler la semilla con ayuda de la licuadora, de un procesador o molinillo, esto quedará algo parecido a una masa por su alto contenido de grasas. Esto puede ser guardado en la nevera (para que no se oxide o se ponga rancio hasta el momento de utilizar).

Colocar el agua en la licuadora y agregar el ajonjolí, licuar muy bien por 1 o 2 minutos, endulzar ligeramente o al gusto con papelón, o miel de abejas. Cuele la bebida, y descarte lo que quede en el colador; si es necesario batir al momento de servir, ya que se separa el ajonjolí del agua.

Para disfrutar mejor se recomienda servir bien fría con un poco de polvo de canela.

Con información de Cocinas y recetas de Venezuela