Recorrió 300 km para abusar de una menor y recibió su merecido

Paul Ellis,  un pedófilo que pretendía mantener relaciones con una chica de 13 años con la que habló por WhatsApp durante varios meses, no sabía que en realidad se trataba de una cuenta ficticia creada y gestionada por el grupo de justicieros “Dark Justice” para identificar casos de abuso sexual a menores.

Justicieros

Foto: Referencial

El británico de 58 años, que se encontraba en Gales, recorrió más de 200 millas (más de 300 kilómetros) por Reino Unido porque acordó encontrarse con la menor en Newcastle. Cuando llegó al punto de encuentro le esperaban unos miembros de ese colectivo, quienes charlaron con Ellis y grabaron la conversación.

El hombre, que llevaba preservativos en sus bolsillos, admitió que tenía intenciones de tener sexo con su supuesta cita, a pesar de saber su presunta edad. Posteriormente, los integrantes de Dark Justice llamaron a la Policía y explicaron quién era Ellis. Los agentes se desplazaron al lugar para detenerlo.

Paul Ellis se encontraba en libertad bajo fianza por unos crímenes previos, que incluían diferentes conversaciones con menores de ambos sexos a los que propuso tener relaciones íntimas, a pesar de que no logró hacer realidad sus intenciones.

Los ‘justicieros’ británicos denunciaron el caso ante un tribunal local, que condenó a Paul Ellis a cuatro años y dos meses de cárcel y añadió su nombre de forma perpetua a una lista de agresores sexuales.

El hecho se produjo el pasado abril, pero fue publicado por el grupo recientemente y ya cuenta con miles de reproducciones.

Con información de Actualidad RT