Rosquillas de naranja caseras para deleitar a tus invitados

Hoy aprenderás a preparar unas rosquillas de naranja caseras para la merienda, diferentes a las tradicionales rosquillas de anís, pero muy deliciosas y hasta más fáciles.

Rosquillas de naranja caseras - Noticias Ahora
Foto: Referencial

Ingredientes

Para la merienda necesitarás:

3 huevos
600g de harina
200g de azúcar
2 naranjas
100ml de aceite de oliva
1 sobre de levadura de repostería
1 pizca de sal
aceite para freír

Preparación de las rosquillas de naranja caseras

1-En un bol grande, colo los huevos y el azúcar. Bate hasta que esté bien mezclado. Luego, añade el zumo de las naranjas, la ralladura de la piel de la naranja, el aceite de oliva y la sal. Mezcla nuevamente hasta que todo se integre.

2- En el mismo bol, coloca la levadura y la mitad de la harina. Remueve con una cuchara o una espátula. Cuando todo se integre, sigue agregando harina hasta que la masa sea densa y no podamos seguir mezclando con la cuchara.

3-Una vez hecho esto, extendiende un poco de harina sobre una superficie plana y coloca la masa que teníamos en el bol. Si quieres, puedes mojarte un poco las manos con aceite, para que no se pegue. Añade la harina restante y amasa hasta que se haya integrado por completo. Debe quedar lisa y sin apenas pegarse en las manos. Tampoco puede quedar muy dura la masa.

4-Lista la masa, agarra un pellizco y haz una bola de unos 5cm de diámetro. Debes apretar el centro de esta bola con el índice y el pulgar hasta hacer un agujero en el centro. Después lo estira y agranda hasta que tengamos un pequeño aro. Hacemos esto con toda la masa.

5-Ahora, en una sartén o freidora a fuego fuerte, agrega una buena cantidad de aceite. Cuando esté bien caliente, ingresa las rosquillas en tandas pequeñas, de unas 3 rosquillas. Mientras se fríen, da la vuelta a las rosquillas con una espumadera para que se hagan por todos sus lados por igual.

6-Por último, cuando las rosquillas estén doradas, retira del aceite y coloca en un plato con papel absorbente para retirar el exceso del mismo. Deja que se enfríen durante unos minutos y lista tu merienda.

También puede leer: Acompaña tus meriendas con esta rica mermelada de parchita

Con información de Cocina Casera y Fácil


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en nuestra cuenta de TWITTER  y mantente siempre informado”