¡Asombroso! ¿Sabías que la mujer puede tener hasta 12 orgasmos diferentes?

2117
orgasmos femeninos - Noticias Ahora
Compartir

Cualquier tipo de orgasmo nos lleva a una sensación de placer y liberación tanto física como emocional que nos envuelve.

De acuerdo con información de Mayo Clinic, las zonas erógenas que se ubican en la piel, senos y manos pueden generar clímax inimaginables cuando son correctamente estimuladas.

El cuerpo femenino tiene muchos caminos de llegar a alcanzar esa sensación de placer de distintas formas. Si pensabas que ya habías experimentado todo, estabas equivocada porque existen 12 formas diferentes de descubrir el placer en tu cuerpo.

12 tipos de orgasmos femeninos, ¿Cuál es el tuyo?

Orgasmo del clítoris

El clítoris tiene más de 8.000 nervios y es el lugar ideal para muchas de las mujeres cuando buscan experimentar placer y liberación de un orgasmo. Pero mientras que los orgasmos clitorianos pueden parecernos los más fáciles de conseguir, cada mujer puede experimentar el clímax de una forma distinta.

«El clítoris es una parte muy sensible de la anatomía de una mujer, compuesta de millones de terminaciones nerviosas similares a la del pene», afirma la Dra. Ross. Si se toca, acaricia o se estimula tanto directa o indirectamente se produce un aumento en el flujo de sangre que hace que el clítoris se estimule y necesite liberarse.

Lo ideal sería que experimentes por tu cuenta y luego se lo muestres a tu pareja y le expliques lo que te gusta. Los juguetes sexuales especiales para este tipo de orgasmo o los mini vibradores, siempre son de ayuda.

Orgasmo punto G

El punto G se encuentra en la pared frontal de la vagina, entre la abertura vaginal y el cuello del útero. No es algo que puedas ver, pero sí podrás sentir.

Para ello, introduce un dedo en la vagina y presiona hacia delante (haciendo un movimiento de ida y vuelta). Presiona este punto suavemente, «cuando estás excitado sexualmente, el punto G se llenará de sangre y se hinchará», explica la experta. Tócalo de manera suave con los dedos, el pene de tu pareja o con un vibrador. Lograrás tener un orgasmo profundamente intenso.

Orgasmo mezclado

Con este tipo de orgasmo experimentarás dos, tres o incluso cuatro veces la intensidad y el placer de un orgasmo normal. Un orgasmo combinado ocurre con la estimulación al mismo tiempo de más de una zona erógena.

La penetración del punto G con el contacto del clítoris es una manera de experimentar este tipo de orgasmo explosivo. «Cuanta más estimulación haya, más flujo sanguíneo resultará y más intenso será el orgasmo», explica el ginecólogo y director médico del Hall Center de California, Prudence Hall, a el medio health.com

Orgasmo anal

Este orgasmo lo puedes tener tanto de manera oral como por penetración. Las terminaciones nerviosas del ano, la vagina y el clítoris están unidas por el perineo.

Lo podrás alcanzar a través de la estimulación de los músculos de la pelvis, y será más efectivo si hay caricias en el resto del cuerpo.

Orgasmo del punto A

Este punto se encuentra a 10 centímetros de profundidad sobre la pared frontal vaginal. Si la zona recibe una estimulación constante podría provocar sensaciones muy placenteras.

La zona se puede estimular con un juguete sexual o a través de la penetración con posiciones que permitan una penetración más profunda.

Orgasmo del Punto K

Esta es una explosión que acontece en el área del cérvix, al final de la cavidad vaginal y el comienzo del útero, por medio de una penetración realmente profunda, ya sea del dedo medio, tu pene o un dildo vibrador.

Orgasmo ‘Squirting’

Es cierto que muchas mujeres se preguntan si realmente existe la eyaculación femenina. Pues sí, existe. «A veces, cuando las mujeres se excitan o estimulan sexualmente, se expulsa el líquido de las glándulas que se encuentran alrededor de la uretra o la superficie anterior de la vagina durante o antes del orgasmo, aunque aún es muy discutido de dónde proviene el líquido», dice la Dra. Ross. Este líquido es claro y no se parece a la orina, aunque puede darse esa sensación. Es la estimulación del punto G el que suele llevar a la eyaculación femenina.

Orgasmo del pezón

Los pechos no suelen ser tan explotados a la hora del sexo, pero lo cierto es que tienen muchísimas terminaciones nerviosas. Para llegar al clímax a través de los pezones, se puede hacer mediante la estimulación táctil u oral. Es mucho más efectivo si usas algún lubricante comestible y estimulas la zona con movimientos de la lengua a la vez que se hacen caricias en el resto del cuerpo.

Orgasmo mental o sensorial

La vista tiene gran importancia en este sentido. Se puede alcanzar el clímax viendo escenas de contenido erótico, a través de la mirada de tu pareja, estimulaciones en todos los sentidos como el olfato y oído…

El fin de este orgasmo es explotar de placer los sentidos, por ejemplo, con olores que agraden a la mujer o alimentos que se conozcan afrodisiacos, además de acompañarlo con el tacto y la vista de pareja, que ocasionará placer en la mujer.

Orgasmos múltiples

Las mujeres pueden disfrutar, a diferencia de los hombres, de múltiples orgasmos. «Ellas alcanzan un cierto estado de éxtasis elevado con su primer orgasmo, y luego pueden quedarse allí en esta meseta», dice el Dr. Hall. «Con más y más estimulación, pueden tener múltiples orgasmos».

El truco es seguir contrayendo los músculos de la pelvis y apretando, sugiere el Dr. Hall. Esto mantiene el flujo sanguíneo alto, lo que aumenta la sensibilidad y hace que el segundo orgasmo sea más placentero y fácil de alcanzar.

Orgasmo del sueño

La mayoría de las mujeres han experimentado sueños sensuales. «Algunas mujeres pueden tener un orgasmo durante un sueño erótico mientras duermen», dice la Dra. Ross. Estos orgasmos del sueño suelen comenzar con un sueño sexy que provoca un mayor flujo de sangre, así como una relajación importante que de alguna manera permite que el cuerpo alcance el orgasmo mientras la mujer ni siquiera se encuentra despierta.

El coregasmo

El orgasmo que sucede cuando ella hace ejercicio, sobre todo cuando trabaja el abdomen, específicamente los músculos core, que pueden ejemplificarse como una faja abdominal, la cual soporta el centro de gravedad de nuestro cuerpo.

Sin embargo, según un estudio al respecto hecho por expertos del Centro de Fomento de la Salud Sexual de la Universidad de Indiana, sólo las mujeres pueden vivirlo. Otros resultados aseveran que no hay actividad sexual que lo detone y que las mujeres con más musculatura pélvica son más propensas a tenerlo.

Noticias Ahora 

Puedes seguir leyendo: ¿Qué es el sexo vainilla? Descubre de qué trata ésta práctica sexual


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en TELEGRAM  y mantente siempre informado.»

“Nasar
manzur ramadan dagga