Tiburones de La Guaira derrotó al vigente campeón de la LVBP

Tiburones de La Guaira se levantó de las cenizas y logró derrotar 4 carreras por 2 a los Tigres de Aragua, vigente campeón, de la Liga Venezolana de Béisbol Profecional (LVBP) y meterse por la ventana en la semifinal.

vigente
Foto: LVBP

Los escualos picaron adelante en el compromiso en la tercera entrada. Alonzo Harris, se embasó gracias a un imparable y el rendidor Henry «Pollito» Rodríguez se lo trajo al plato con un largo doble.

En la siguiente entrada los dirigidos por Oswaldo Guillén, aumentaron su ventaja gracias a un doblete de Alcides Escobar y hit remolcador de Alberto González. Edgmer Escalona, abridor de La Guaira, trabajó por tres episodios sin permitir carreras y logró mantener la ofensiva tigrera a raya, concediendo solo 4 imparables.

El compromiso parecía dominado por el cuerpo monticular de los salados, pero en el séptimo episodio Tigres montó una emboscada y logró igualar las acciones. Ramón Flores, inicio el capítulo recibiendo bolesyo y luego se estafó el segundo cojín.

Carlos Peñalver siguió la fiesta con un imparable y luego Hernán Pérez se traería a Flores para el plato con un nuevo inatrapable. Endy Chávez sería el encargado de traer la del empate con un rodado al cuadro, todo esto ante el relevista Esteban Haro.

El aroma a extrainning rondaba por el José Pérez Colmenares de Maracay, pero en el noveno episodio la samba sonó con más fuerza que nunca. Heiker Meneses, se embasó por error, se robó la segunda y anotó con imparable de José Castillo.

La fiesta no pararía ahí para los litoralenses, quienes aumentarían la ventaja gracias a un lanzamiento descontrolado del ex guairista Ronald Belisario.

Gregory Infante se encargó de cerrar el compromiso por parte de los Tiburones, con sufrimiento incluído, y sellar así el pase de los Tiburones a las semifinales. La victoria se la llevó Jonathan Albaladejo, la derrota fue para Belisario y el salvado fue para Gregory Infante.

Los escualos arrancan este jueves la serie semifinal ante Cardenales de Lara en el Antonio José Herrera de Barquisimeto, buscando seguir avanzando en la postemporada y poder romper con el maleficio que lo tiene sin títulos por más de treinta años.

Con información de Meridiano