¿La vagina de invierno? Aquí te decimos qué significa

1187
vagina de invierno - NA
Compartir

¿Alguna vez has escuchado o sufrido de la vagina de invierno? Es un fenómeno relacionado en la temporada de frío y si no se previene, puede causar molestias y hasta problemas para disfrutar de la vida sexual

Cuando inicia la temporada de frío, nuestros hábitos cambian completamente; y pueden haber riesgos de problemas respiratorios, pero también, pueden tener un efecto en la salud íntima femenina.

Conoce qué es la vagina de invierno, cómo reconocerla y ayudar a prevenirla para no sufrir alteraciones en el disfrute sexual. Toma nota.

Vagina de invierno

La vagina de invierno se refiere a la resequedad que afecta la zona genital femenina y que surge como consecuencia de algunos hábitos que adquirimos en la temporada de frío. Se caracteriza por una falta de humedad en la zona, que facilita algunas afecciones y causa problemas en los encuentros sexuales.

De acuerdo con la enfermera Mary Burke, la sequedad vaginal es común entre las mujeres durante el invierno, aunque no por un efecto del frío directamente.

La especialista explica que, en la piel, el aire seco de invierno agota la humedad, causando deshidratación y grietas, así como una sensación de resequedad en los senos nasales. Sin embargo, en el caso de la vagina de invierno, lo que en verdad afecta son los hábitos que tenemos en esa temporada.

NO laves tu vagina con agua caliente

Información en W Radio señala que en los meses más fríos adoptamos hábitos como bañarnos con agua muy caliente, encender la calefacción y usar capas adicionales de ropa que no permiten la ventilación de ciertas partes del cuerpo. Estos hábitos y no el clima como tal, son los que afectan la salud de la zona íntima, facilitando la resequedad y la llamada vagina de invierno.

Es importante destacar que la vagina es una zona del cuerpo muy delicada que tiene su propio ecosistema, llamado microbioma vaginal. También hay un pH que debe estar cuidadosamente balanceado para tener protección contra las infecciones.

Cuando estos factores se alteran por el agua muy caliente en la zona, uso de jabones agresivos o ropa que no permite la ventilación, pueden surgir problemas como la resequedad vaginal.

«Echar vapor a la vagina o agua caliente puede afectar al sano equilibrio de bacterias y niveles de pH y causar irritación, infecciones (como vaginosis bacteriana o candidiasis) e inflamación. También podría quemar la delicada piel alrededor de la vagina (y la vulva)», dice la doctora Vanessa Mackay, portavoz del Real Colegio de Ginecólogos y Obstetras, en Reino Unido.

Síntomas de resequedad vaginal

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, ante la disminución en la cantidad de fluidos que produce la vagina, surge una sequedad que causa molestias como:

  • Ardor al orinar
  • Sangrado leve después de la relación sexual
  • Dolor durante la relación sexual
  • Dolor, ardor o picazón en la vagina

Otros factores que pueden influir en la resequedad vaginal incluyen la toma de anticonceptivos hormonales, el estrés, el tabaquismo, la lactancia, una infección vaginal o la caída de los estrógenos por menopausia.

Recuerda que en tus genitales no debes usar jabones, lociones, perfumes y duchas con fragancia, tampoco debes lavar tu zona íntima con agua muy caliente ni usar ropa interior de materiales sintéticos o muy apretados, pues no permiten la correcta ventilación. Opta por el algodón, por jabones neutros y agua tibia.

Noticias Ahora 

Puedes seguir leyendo: ¡Cuida tu cuerpo! Conoce los mitos y verdades del VPH


«Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en TELEGRAM  y mantente siempre informado.»

“Nasar
manzur ramadan dagga