¡Sorprendente! Mira cómo el estrés puede afectar el aspecto externo

¿Tienes mala cara? Seguro esta pregunta te ha sorprendido en más de una ocasión, seguida de un rápido reconocimiento visual delante del espejo para confirmar lo que tu rostro parece indicar: que tienes estrés.

estrés
Foto: Referencial

Este trastorno, tan típico en occidente y que en las últimas décadas es padecido en más alto grado que nunca, tiene consecuencias que se manifiestan por dentro y por fuera.

En palabras del Dr. Ricardo Ruiz, dermatólogo y director de la Clínica Dermatológica Internacional, “la piel y la mente están estrechamente relacionadas“. De ahí que nuestro órgano más grande, la piel, también achaque las consecuencias generadas por el estrés.

Las consecuencias del estrés sobre la piel, sin duda, la afean notablemente y reducen la autoestima por su efecto estético. Pero, además, esas lesiones cutáneas son en sí mismas una fuente de estrés.

Es como la pescadilla que se muerde la cola: “el acné, la rosácea, la dermatitis o la psoriasis empeoran al estar estresado; pero, a su vez, hay cuadros cutáneos que producen estrés.

Por ejemplo, el vitiligo o una alopecia pueden disminuir mucho la calidad de vida de un paciente y estresar aún más. Por este motivo, es importante que el dermatólogo sea capaz de percibir el componente psicológico de los pacientes.

Pero el estrés no solo afecta a nuestra piel. También lo hace a nuestro pelo en forma de alopecia o con la aparición de canas. Según un estudio de la Universidad de Kanazawa en Japón, el estrés “es capaz de volver el pelo blanco a través de los daños que causa en las células madre de los folículos pilosos”.
Con información de El País

“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en nuestra cuenta de Twitter https://twitter.com/noticias_ahora_  y mantente siempre informado”