AstraZeneca revela detalles de ensayos para su vacuna contra el Covid-19

x

Luego de recibir críticas ante la falta de transparencia con respecto a dos casos de voluntarios que desarrollaron «síntomas neurológicos sin explicación», la farmacéutica AstraZeneca difundió detalles de la tercera fase de los ensayos clínicos de su vacuna contra el coronavirus, que desarrolla en colaboración con la Universidad de Oxford.

Foto: Referencial

La aparición de estos síntomas inesperados en dos mujeres que recibieron su vacuna experimental en el Reino Unidos, obligó a la empresa a detener sus pruebas en dos ocasiones, la segunda a primeros de este mes.

En su informe, la empresa, con sede en Cambridge (Reino Unido), señaló que «una revisión independiente» determinó que en ambos casos «se consideró poco probable que estas enfermedades estuvieran asociadas con la vacuna, o bien que no se tenía pruebas suficientes para decir con certeza que las enfermedades estaban relacionadas o no con la vacuna».

En Reino Unido, Brasil, la India y Sudáfrica los ensayos se reanudaron, mientras en Estados Unidos siguen en pausa, según The New York Times. El medio asegura que esta vacuna experimental ya se administró a 18.000 personas en todo el mundo, aproximadamente.

Resultados adversos

En cuanto a las enfermedades sobrevenidas, la compañía no aportó muchos detalles. Se sabe que la primera participante desarrolló una inflamación de la médula espinal conocida como mielitis transversa tras recibir una dosis de la vacuna. La compañía informó del caso en julio.

Más tarde se determinó que la mujer padecía una esclerosis múltiple que no se le diagnosticó y que no estaba relacionado con la vacuna, pues a menudo viene acompañado con mielitis transversa. Por lo tanto, los ensayos se reanudaron.

La segunda participante enfermó después de una segunda dosis de la vacuna, obligando a detener de nuevo los ensayos el pasado 6 de septiembre.

AstraZeneca afirmó que su diagnóstico aún no se confirma, pero una fuente anónima familiarizada con la situación aseguró al periódico neoyorquino que la enfermedad se identificó como mielitis transversa.

Expertos señalan que la afección, aunque rara, resulta grave, por lo que la detección de dos casos entre miles de participantes parece mostrar «un patrón peligroso», opina Mark Slifka, experto en vacunas de la Universidad de Ciencias y Salud de Oregon (EE.UU.).

La confirmación de un tercer caso resultaría motivo suficiente para detener la administración de las vacunas de AstraZeneca por completo, agregó.

También puedes leer: Pompeo crea alianzas en Sudamérica para ampliar presión contra Maduro


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en TELEGRAM  y mantente siempre informado”