Conoce los beneficios de las semillas de sandía para nuestra salud

215
Beneficios de las semillas de sandía - Noticias Ahora
Compartir

La sandia es una fruta maravillosa, llena de vitaminas y fibra, es muy refrescante y perfecta para hidratarnos en los días de calor, a la vez aporta interesantes cualidades nutricionales para nuestra salud. Sin embargo, al comer sandía evitamos ingerir las semillas, ya que  no estamos acostumbrados a consumirlas.

Beneficios de las semillas de sandía

Laxante natural

Las semillas de sandía son muy ricas en fibra dietética, de manera que son una opción ideal en caso de estreñimiento ocasional, gracias a que ayudan a regular el tránsito intestinal al estimular la motilidad intestinal de forma completamente natural.

Excelente acción diurética

Son ideales a la hora de depurar nuestro organismo, en el caso de  los riñones,  estimulan las distintas funciones renales. De ahí que se conviertan en una opción ideal a la hora de limpiar los riñones y como tratamiento natural en caso de hipertensión arterial, cálculos renales (piedras en los riñones) y retención de líquidos.

Muy ricas en antioxidantes naturales

Las semillas son muy ricas en nutrientes antioxidantes, también aportan interesantes cantidades de magnesio y zinc.

Maravillosa fuente de energía

Mientras que la sandía es una fruta muy baja en calorías, ya que 100 gramos de sandía aportan sólo 20,3 calorías, sus semillas son energéticas, de manera que se convierten en una opción ideal para cuando necesitamos un aporte extra de energía. De hecho, 100 gramos de semillas de sandía aportan 555 calorías.

¿Cómo preparar agua de semilla?

Es muy sencillo, esta infusión medicinal de semillas de sandía será muy indicada para las personas que sufran de problemas renales e incluso de frecuentes infecciones en el tracto urinario. Toma nota de todo lo que debes hacer.

Ingredientes

40 g de semillas de sandía

1 litro de agua

150 g de sandía cortada a trocitos

Preparación:

Primero debemos poner a hervir un litro de agua. Mientras llega a ebullición, aprovecharemos para triturar los 40 gramos de semilla de sandía, utilizando si lo deseas un mortero para que se reduzcan adecuadamente y la cocción sea más efectiva.

Una vez hayas triturado las semillas de sandía, añádelas al agua caliente, permitiendo que se haga una cocción a lo largo de media hora. Una vez lista, apaga el fuego y deja que repose una hora, hasta que se enfríe. Después, cuela el contenido y separa las semillas del agua medicinal.

¿Siguiente paso? Licua la sandía y, una vez lista, mézclala con el agua con la que has hecho la infusión de semillas. Resérvala en la nevera, en una botella de cristal.

¿Cómo tomamos la infusión?

La tomaremos a temperatura ambiente. La primera taza en ayunas y las siguientes, media hora después de las comidas, durante dos días seguidos cada semana, hasta que veamos resultados.

Es importante que no le añadas azúcar. Si necesitas algún endulzante puedes poner una cucharada de miel (25 g). Recuerda no excederte nunca de los 40 gramos de semillas de sandía y lo más adecuado  será tomarlas en infusión y nunca consumidas de modo natural, puesto que no se digieren muy bien.

Noticias Ahora   

Puedes seguir leyendo: Descubre los potentes beneficios que tiene la infusión de jengibre


  “Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en TELEGRAM  y mantente siempre informado”

noticias de hoy
manzur ramadan dagga